Redacción BLes– El jefe del Comando Estratégico de los Estados Unidos, Charles Richard, envió un mensaje alarmante al afirmar que el país debe estar preparado para una guerra nuclear con Rusia y China. El almirante aseguró que existe una “posibilidad real” de una crisis regional entre las superpotencias y advirtió que Estados Unidos debería prepararse para estar a la altura de las circunstancias. 

El Comando Estratégico de Estados Unidos, es el departamento que administra los sistemas integrados de defensa antimisiles y otros sistemas militares estadounidenses. La máxima autoridad del Comando, Charles Richard, aseguró que una crisis regional con China o Rusia “podría escalar rápidamente a un conflicto que involucre armas nucleares”.

“En consecuencia, el ejército estadounidense debe cambiar su principal supuesto de; ‘el recurso nuclear no es posible’ a ‘el recurso nuclear es una posibilidad muy real’, y actuar para enfrentar y disuadir esa realidad”, escribió Richard para la revista mensual del Instituto Naval de EE. UU. que se publicó en febrero. “No podemos abordar la disuasión nuclear de la misma manera que se viene haciendo. Debe adaptarse y evolucionar para el entorno dinámico al que nos enfrentamos”.

Según las declaraciones de Richard, Rusia y el régimen comunista chino, han comenzado a desafiar agresivamente las normas internacionales y la paz global utilizando instrumentos de poder y amenazas de fuerza de formas no vistas desde el apogeo de la Guerra Fría, e incluso en algunos casos, formas no vistas siquiera durante la Guerra Fría, como los ciberataques y las amenazas en el espacio. 

Este accionar desestabilizador, pone en riesgo la estabilidad política que se logró durante las últimas décadas desde la segunda guerra mundial, y según argumenta Richard, si no se controlan, aumentan el riesgo de una gran crisis de poder o conflicto a escala global. Lo que lleva a la necesidad de competir activamente para contener la agresión; “Ceder a sus iniciativas corre el riesgo de reforzar sus percepciones de que Estados Unidos no está dispuesto o no puede responder, lo que podría animarlos aún a más”, asegura el Comandante.

Le recomendamos:

 

En los últimos diez años, Rusia habría comenzado a modernizar agresivamente sus fuerzas nucleares, incluidos sus sistemas de mediano y corto alcance que no se rigen por tratados. 

Por su lado, el régimen comunista chino también está transitando una trayectoria para ser un par estratégico de Rusia en cuanto a su poderío militar.

Beijing, sobre todo, actúa de manera agresiva desafiando los valores democráticos y configurando el orden económico mundial en su beneficio. 

Ambos países en los últimos años han invertido en capacidades nucleares diseñadas para restringir y contrarrestar a Estados Unidos e incluso “escalar más allá de nosotros”, agregó Richard.

Finalmente, Richard invita al Departamento de Defensa a replantear el modo de priorizar la adquisición de prestaciones futuras. Buscando capacidades que preserven la ventaja competitiva de los Estados Unidos y, si se solicitan, sean decisivas desde el comienzo, antes de que la apuesta del adversario sea demasiado grande o la oportunidad haya pasado.

Richard afirma no pretender desanimar con su mensaje, por el contrario, asegura que el Departamento de Defensa ha demostrado voluntad y capacidad para abordar entornos cambiantes, en un escenario que no es para nada insuperable para los Estados Unidos. 

“Es a través de un proceso integral de evaluación de riesgos que podemos alinear mejor los recursos nacionales y la preparación militar para garantizar la seguridad estratégica”, finaliza diciendo el Comandante Richard.

Andrés Vacca – BLes.com