Redacción BLes –Las provocaciones a Taiwán por parte del régimen chino toman diferentes formas. Durante el último mes, alrededor de 30 drones han entrado al espacio aéreo taiwanés y sobrevolado dos pequeñas islas que se encuentran cerca de la costa sur de Taiwán.

El 12 de septiembre, el ejército taiwanés anunció que un dron presuntamente chino ingresó a las aguas restringidas alrededor de la isla Cao Yu de Kinmen. Los efectivos militares emplazados en la isla realizaron disparos y utilizaron armas de interferencia de señal contra el dron, obligándolo a retirarse. 

El 1 de septiembre otro dron fue interceptado volando cerca del islote Shiyu en Kimen, esta vez el Comando de Defensa de Kinmen del Ejército (KDC), derribó al UAV (vehículo aéreo no tripulado) con fuego real, después de que el aparato ignorara las advertencias.

Jie Zhong, analista de la Fundación de Investigación de Política Nacional de Taiwán, comentó:

“China está utilizando este acoso para aumentar la presión sobre nosotros y luego escalar deliberadamente algunas tensiones en torno a Taiwán”, “Que sea un dron civil no significa que no tenga nada que ver con fines militares”.

Si bien estos drones son civiles, podrían ser usados para inteligencia o como forma de provocación y coerción, a lo que los analistas llaman táctica de “zona gris”.

 China continental utiliza esta táctica con el fin de obligar a que Taiwán se someta evitando la guerra. Los métodos van desde el vuelo de aviones de combate sobre la línea central del estrecho de Taiwán, ejercicios militares cerca de la isla y ciberataques a organismos civiles como el Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán.

Ahorcar a la isla

A principios del mes de agosto, el Ejército Popular de Liberación de China (EPL) inició una serie de ejercicios en los alrededores de Taiwán en los que se movilizaron barcos y al menos 80 aviones de combate, utilizando fuego real y lanzamiento de misiles.

El EPL disparó cohetes que impactaron en islotes controlados por Taiwán cerca del continente y lanzó misiles balísticos que cruzaron el cielo taiwanés. Cinco cayeron en la Zona Económica Exclusiva de Japón, tal vez como una advertencia al gobierno nipón, que es uno de los principales aliados de Taipéi.

Según Meng Xiangqing, profesor de la Universidad de Defensa Nacional del EPL, las seis áreas donde se realizaron las maniobras militares fueron elegidas para mostrar a Taiwán cómo China podría aislar a sus puertos, atacar sus instalaciones militares más importantes y cortar el acceso de las fuerzas extranjeras que pueden acudir en su ayuda. 

En una entrevista a la cadena oficial CCTV, Meng dijo:

“Conecte las seis áreas en una línea, como una soga, con el nudo de la soga justo en dirección suroeste”.

Carl Schuster, exdirector de operaciones del Centro de Inteligencia Conjunta del Comando del Pacífico de EE. UU. en Hawái, dijo:

“El ejercicio… sugiere que Beijing primero aislaría a Taiwán y recurriría a ataques aéreos y con misiles con la esperanza de romper la voluntad política de Taipéi. Una invasión costosa probablemente sea el último recurso”.

Ataque cibernético

Con la visita a principios de agosto de la Presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, Taiwán fue víctima de una serie de ataques cibernéticos que mostraron la vulnerabilidad de la isla ante este tipo de agresión.

Los mensajes en las vallas publicitarias electrónicas tanto de Taipéi como de otros lugares fueron controlados por piratas informáticos y mostraron mensajes como “vieja bruja” y “seria provocación a la soberanía de la patria” en alusión a la visita de Pelosi.

Los boletines en las tiendas 7-Eleven también fueron hackeados y en las pantallas se leía “Belicista Pelosi, sal de Taiwán”

Pero tal vez el más grave sucedió en los sitios web de la oficina presidencial y de los ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa cuando los piratas cerraron la web, que aunque fue por un corto tiempo, puso nerviosos a las autoridades.

“Cuando los piratas informáticos acceden y modifican el contenido de las pantallas de visualización en las estaciones de tren, las tiendas de conveniencia y los sitios web de las universidades, estos ataques son serios” Los incidentes indican que ya se plantó malware y que los datos ya podrían haber sido robados”, comentó Kuo Szu-Wei, analista de seguridad cibernética del Instituto para la Industria de la Información (III).

Vientos de guerra

Con el anuncio del aumento en un 13,9 % del gasto en defensa para el 2023 y el refuerzo de sus capacidades militares, Taiwán toma muy seriamente las tácticas intimidatorias del régimen chino y se prepara para defenderse de un eventual ataque a gran escala.

 La administración Biden aprobó este mes más de 1.100 millones de dólares en ventas a Taiwán de armas militares, incluyendo misiles antibuque y radares de vigilancia. Esto se suma a las ventas de armas realizadas bajo la administración Trump.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, advirtió en un discurso en las islas Penghu, en el estrecho de Taiwán, que su ejército no se quedará de brazos cruzados ante una agresión. “No provocaremos disputas, ejerceremos la moderación, pero eso no significa que no vayamos a contraatacar”

Aunque el presupuesto de Taiwán dista mucho de los 229 mil millones que el régimen chino dispone para gastos militares este año. La ayuda directa de EEUU y su influencia en el mundo pueden achicar el margen.

Una revisión de la política de EEUU hacia Taiwán será llevada esta semana al Senado.

 Esta incluye un nuevo proyecto de ley que prevé dar 4.500 millones de dólares en ayuda a Taiwán durante cuatro años y nombraría al país como un importante aliado no perteneciente a la OTAN, con los beneficios que esto significa en términos de defensa, comercio y seguridad.

 Estados Unidos no reconoce a Taiwán como un país independiente, pero está comprometido a garantizar que la isla pueda defenderse.

China considera a Taiwán como una provincia rebelde, y está dispuesta a mantener sus planes de “una sola China”. Hong Kong ya cayó bajo este lema……¿Taiwán  resistirá? 

Por Michael Mustapich – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.