La tripulación de un vuelo comercial de Ethiopian Airlines se encuentra suspendida a la espera de una investigación después de que sus dos pilotos se quedasen dormidos y se pasasen de largo el aterrizaje en el aeropuerto de destino.

Según informa el medio especializado Aviation Herald y recoge la BBC, el incidente ocurrió el pasado 15 de agosto a bordo de un Boeing 737-800 de la aerolínea Ethiopian Airlines, que realizaba la ruta entre Jartum (Sudán) y Addis Abeba (Etiopía).

El avión, con capacidad para 154 pasajeros, volaba en piloto automático a 11.000 metros de altura (37.000 pies) cuando ambos pilotos se durmieron, y la aeronave continuó más allá del punto en que debía iniciar el descenso para aterrizar en el Aeropuerto Internacional Addis Abeba Bole.

Los controladores del tráfico aéreo tampoco lograron comunicarse a tiempo con la tripulación a pesar de haber realizado varios intentos de contacto. Las alarmas saltaron cuando el avión se pasó de largo la pista de aterrizaje y continuó volando en ruta.

No obstante, la compañía Ethiopian Airlines ha asegurado en un comunicado que “el vuelo aterrizó más tarde de manera segura después de que se restableció la comunicación”.

Tras lo ocurrido, la aerolínea ha informado de que la tripulación de este vuelo ha sido apartada de futuras operaciones, en espera de una investigación más completa sobre el suceso. “Se tomarán las medidas correctivas apropiadas en función del resultado de la investigación”, ha apuntado la compañía en dicha nota, y ha añadido que “la seguridad siempre ha sido y seguirá siendo nuestra primera prioridad”.

Para el analista de aviación Alex Macheras, esta situación visibiliza un problema existente: “La fatiga de los pilotos no es nada nuevo y continúa representando una de las amenazas más importantes para la seguridad aérea a nivel internacional”, ha apuntado en un tuit.

 

El pasado abril, la Asociación de Pilotos de Southwest Airlines también apuntaba a los riesgos que conlleva la fatiga de los pilotos, especialmente a partir de que el sector comienza a recuperar viajeros tras el parón por la pandemia. “La fatiga, tanto aguda como acumulativa, se ha convertido en la amenaza de seguridad número uno de Southwest Airlines”, señalaban en una carta.

Fuente: 20 Minutos

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.