Redacción BLesHabiendo pasado más de un año del inicio del brote del virus PCCh, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ingresó oficialmente a China para investigar el origen del virus y ya entregó los resultados preliminares. Las dudas sobre la veracidad de sus informes abundan, sobre todo luego que se conociera que uno de los miembros del equipo investigador, Peter Daszak, tiene vínculos comprobados con el régimen comunista chino: ha trabajado durante años para el Instituto de Virología de Wuhan y ha recibido millones de dólares del Partido Comunista Chino como subvención a sus investigaciones.

En las últimas semanas, desde diferentes sectores llovieron críticas sobre lo fraudulenta que podría resultar la investigación teniendo en cuenta las conexiones entre el organismo de salud internacional y las autoridades del régimen comunista. 

Ahora revelaron además, que uno de los investigadores de la OMS, el reconocido Dr. Peter Daszak, quien formó parte de la comitiva que ingresó a China para investigar el origen del virus y analizar la posibilidad que el mismo haya sido creado en el Instituto de Virología de Wuhan, ha trabajado para ese instituto durante más de 20 años, comprobando un bochornoso conflicto de intereses.

La investigación de la OMS concluyó que es “extremadamente improbable” que el virus provenga de un laboratorio perteneciente al régimen chino. Pero los vínculos de Peter Daszak, constituyen un sólido argumento más para poner en duda la validez de los resultados.

Peter Daszak, se desempeña actualmente como presidente de EcoHealth Alliance, una organización de investigación que “casualmente” está asociada con el Instituto de Virología de Wuhan.

Durante una conferencia patrocinada por el medio de comunicación de propaganda estatal China Global Television Network (CGTN), Daszak admitió haber recibido dinero en efectivo por parte del PCCh.

Reveló además que “ha estado trabajando en China en colaboración con científicos chinos y el gobierno de China durante más de 15 años con el apoyo de fondos federales de Estados Unidos y fondos federales de China”.

A poco de conocerse el brote del virus PCCh, a comienzos de 2020, el presidente de EcoHealth Alliance, respaldó las versiones oficiales del régimen chino sobre el origen natural del virus en un mercado de mariscos de Wuhan, según reportó el Daily Caller. Sus declaraciones fueron publicadas en la revista The Lancet y fueron republicadas en diversos medios. Incluso calificó como ‘teoría de la conspiración’ la versión de que el virus PCCh había escapado de un laboratorio.

Entre tanto, la Organización Mundial de la Salud, una entidad acusada de actuar deliberadamente para encubrir la responsabilidad del régimen chino en la crisis causada por la pandemia, nombró a Daszak para integrar el panel de 10 personas que comenzaron a investigar los orígenes del virus a mediados de enero, de acuerdo con Daily Caller.

Varios expertos independientes han cuestionado la inclusión de Daszak en el panel debido a sus conexiones previas con el Instituto de Virología de Wuhan.

“La independencia de la investigación de la OMS puede verse seriamente comprometida por el proceso utilizado para elegir a los investigadores”, aseguró Miles Pomper, miembro del Centro James Martin de Estudios de No Proliferación.

“En particular, la elección del Dr. Daszak, que tiene un interés personal en garantizar que las prácticas actuales de China continúen y que es un colaborador de larga data de un científico en el centro de la investigación, es probable que empañe sus resultados”, agregó.

El viernes 15 de enero, el Departamento de Estado de EE. UU. dio a conocer evidencia de que los investigadores del Instituto de Virología de Wuhan se habían enfermado con síntomas similares a los del virus PCCh semanas antes de que se reportara el primer brote. Sin embargo esta información pareciera no haber sido considerada por la polémica investigación realizada por la OMS.

Andrés Vacca – BLes.com