Redacción BLes– El reparador de computadoras, John Paul Mac Isaac, quien filtró el disco duro de la “computadora portátil del infierno” de Hunter Biden, ha cerrado su negocio y hace varios días que no se lo ve. Su abogado personal afirmó que estaba recibiendo amenazas de muerte y el propio Isaac había afirmado en reiteradas ocasiones que temía por su vida.

Mac Isaac se convirtió en protagonista de un gran escándalo que sacudió el mundo semanas previas a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, cuando filtró la computadora portátil, perteneciente al hijo del candidato demócrata a la presidencia Joe Biden, Hunter, junto con su contenido que incluía imágenes sensibles, videos y otros archivos que daban pruebas sobre los negociados turbios de la familia Biden con el gobierno de Ucrania y empresas corruptas.

Acorde a lo reportado recientemente por Usa Today, preocupa que Isaac haya cerrado misteriosamente su taller de reparación de computadoras en Wilmington, Delaware, luego de haber declarado públicamente que temía por su vida. 

Según los informes, el negocio de Isaac desde hace varios días tiene un letrero que dice “cerrado” y no se observa movimiento adentro. En un primer momento la única información que había era de un vecino que aseguraba que Isaac se había ido del pueblo. 

Le recomendamos:

Luego, su abogado, Brian Della Rocca, se comunicó con los medios y dijo que su cliente había cerrado la tienda luego de recibir varias amenazas de muerte. Por resguardo de su seguridad no dio mayor información sobre su paradero, ni tampoco aseguró tenerla.

En octubre, llamó la atención cuando Mac Isaac dijo que conservaba una copia del contenido del disco duro porque “temía que lo mataran personas que ‘trabajan para Joe Biden’. Y tenerlo era una protección”. 

El escándalo comenzó a mediados de octubre, cuando el New York Post informó que el reparador de computadoras Mac Isaac, había recibido el pedido de reparar una laptop que, según los informes, contenía una variedad de correos electrónicos con material que probaba que el ex vicepresidente Joe Biden y un alto ejecutivo de la empresa ucraniana Burisma habían tenido una reunión en persona. También contenía fotografías y videos aberrantes de Hunter consumiendo drogas y semi desnudo.

Según la los correos electrónicos del portátil, Hunter Biden presentó a su padre, el entonces vicepresidente Joe Biden, a un alto ejecutivo de una empresa de energía ucraniana menos de un año antes de que Biden presionara a los funcionarios del gobierno en Ucrania para que despidieran a un fiscal que estaba investigando a la compañía.

Isaac cuando descubrió el contenido del portátil, con su padre como intermediador, se entregó al FBI. Al ver que no tuvo respuestas y que la información brindada no siguió un curso legal, decidió contactarse con el estudio jurídico del abogado del presidente Trump Giuliani, quien fue el encargado de publicar en los medios el contenido y avanzar con las denuncias legales. 

Della Rocca señaló recientemente que su estudio había mantenido conversaciones sobre la causa del portátil durante las últimas semanas con agentes del FBI y con la fiscal general de Delaware, Leslie Wolf. Pero no dio mayores detalles.

Andrés Vacca – BLes.com