Redacción BLes– La lista publicada por el Departamento de Comercio con más de 100 empresas de origen chino y ruso con vínculos militares, tendrán absolutamente prohibido comprar una amplia gama de productos y tecnología estadounidenses. La decisión va en línea con las políticas del presidente Trump de limitar el avance del comunismo en la sociedad estadounidense, al mismo tiempo que no permitir que tecnología local sea utilizada para el crecimiento militar de los ejércitos chinos y rusos. 

El Departamento de Comercio publicó una lista de empresas chinas y rusas con vínculos militares, que a partir de esta semana tendrán bloqueada la posibilidad de comprar una amplia gama de productos y tecnología estadounidenses.

La Oficina de Industria y Seguridad de los Estados Unidos modificó las Regulaciones de Administración de Exportaciones, agregando una nueva lista que llamó “Usuarios finales militares”. Como primera medida se incluyeron 103 empresas internacionales ligadas a China y Rusia que desde ahora tendrán limitada la compra de tecnología estadounidense.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, fue quien aseguró en diálogo con Fox News, que la medida establece un nuevo proceso para “orientar a los exportadores a evaluar a sus clientes en busca de empresas con fines militares”. La designación de “usuario final militar” requiere que las empresas estadounidenses obtengan una licencia especial que lo habilite a comercializar con tales empresas.

Ross destacó la importancia de generar lazos entre el gobierno, empresas estadounidenses y globales, con el fin de generar un esfuerzo conjunto que permita combatir las intenciones del régimen chino y Rusia para desviar la tecnología estadounidense para sus programas militares desestabilizadores e impedir el avance del comunismo en el mundo entero.

Le recomendamos:

En la lista publicada figuran 103 entidades, entre las cuales se destacan 58 empresas con vínculos con el régimen chino y 45 con vínculos con Rusia. La lista está disponible en el sitio web del Departamento de Comercio y se exhibirá públicamente en el Registro Federal a partir del miércoles.

En este mismo sentido de sumar esfuerzos para limitar el avance en Estados Unidos de empresas internacionales con intereses espúreos, el representante republicano Mike Gallagher, presentó en noviembre un nuevo proyecto de ley que tiene como objetivo prohibir que los capitales estadounidenses inviertan en empresas chinas que figuran en la denominada Lista de Entidades del Departamento de Comercio, un listado de empresas que enfrentan restricciones estadounidenses por distintos tipos de violaciones a la seguridad nacional. 

Durante una entrevista brindada a Fox News, Gallagher aseguró: “Hemos visto que el Partido Comunista de China está comprometido en una campaña implacable para dominar las tecnologías críticas”, y agregó: “Como hemos visto una y otra vez, el PCCh explota nuestro sistema abierto y justo para dominar esas tecnologías utilizando capital estadounidense para financiar su maligna agenda”.

El proyecto presentado va en línea con la orden ejecutiva firmada también en noviembre por el Presidente Trump. A través de la cual se prohibió a los estadounidenses invertir en un grupo de 31 empresas chinas que, según el Departamento de Comercio, suministran y apoyan al ejército de China.

Entre las empresas afectadas se encuentran incluidas China Telecom, China Mobile y China Unicom, todas grandes firmas que cotizan en las principales bolsas de valores. 

El presidente Trump fue determinante cuando presentó su reciente Orden ejecutiva: “la República Popular China está explotando cada vez más el capital de los Estados Unidos para obtener recursos y permitir el desarrollo y la modernización de sus aparatos militares, de inteligencia y de seguridad. Provocando que la República Popular China amenace directamente a la patria de los Estados Unidos y a las fuerzas estadounidenses en el extranjero”.

Andrés Vacca – BLes.com