Bielorrusia escolta a miles de migrantes hacia la frontera polaca para que invadan el país, en una creciente crisis migratoria con la Unión Europea.

Polonia se ha convertido en el único sostén de la ola migratoria que el dictador de BielorrusiaAlexander Lukashenko, está liberando contra la Unión Europea producto de las sanciones que se le impusieron tras la represión a las protestas en su contra el año pasado.

Las autoridades bielorrusas han escoltado hasta 500 personas este lunes, la mayoría provenientes de Medio Oriente, como IrakSiria Afganistán, a la frontera polaca, como parte de un nuevo aluvión migratorio que ya envió más de 23.000 refugiados musulmanes a la frontera en lo que va del año.

Los videos publicados por los medios de comunicación bielorrusos el lunes mostraron a guardias fronterizos bielorrusos armados en uniforme de combate escoltando a la columna de personas, que incluía familias con niños, a lo largo de una carretera desde la ciudad fronteriza de Bruzgi y hacia un bosque que corre a lo largo de la región polaca de Podlaskie.

Toda la frontera polaca con Bielorrusia está protegida con alambre de púas cordones de las Fuerzas Armadas polacas, mientras el Parlamento ordenó la construcción de un muro fronterizo para ponerle fin a estos avances.

Según reportan medios locales polacos, estos inmigrantes ilegales tienen “la orden” del régimen bielorruso de ingresar a Polonia o ser ejecutados si tratan de volver al país que los refugió en años anteriores. Por eso, en los videos se los ve combatiendo contra los alambres de púas tratando de quitarlos con enorme desesperación.

Los guardias fronterizos bielorrusos se niegan a permitirles retroceder, lo que significa que estas personas se quedan en los bosques inhóspitos cuando las temperaturas descienden por debajo del punto de congelación, y su única esperanza es violar la soberanía polaca entrando por la fuerza.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Piotr Wawrzyk, dijo en una entrevista radial este lunes que Bielorrusia estaba tratando de provocar un “incidente importante, preferiblemente con disparos y bajas” y el ministro de Defensa, Mariusz Błaszczak, dijo que 12.000 soldados estaban “preparados para defender el Frontera polaca a toda costa”.

Polonia ha informado de más de 23.000 cruces fronterizos ilegales este año desde Bielorrusia, y casi la mitad se produjo en el mes de octubre. Muchos de los migrantes están intentando huir a Alemania, que dijo que había recibido más de 6.100 refugiados a través de Polonia desde Bielorrusia desde principios de año y que lo seguiría haciendo.

Sin embargo, esos esfuerzos rara vez parecían tan organizados como la columna de masas organizada en la autopista M6 de Bielorrusia de este lunes, un intento dramático de Lukashenko para aumentar la presión sobre la vecina Polonia.

Las tensiones se dispararon entre los dos países con el fuerte aumento de los cruces fronterizos en octubre y choques entre las Fuerzas Armadas. En un caso, los funcionarios polacos acusaron a las tropas bielorrusas de disparar al otro lado de la frontera.

Bielorrusia ha negado tener alguna participación en la dirección del flujo de migrantes. “La indiferencia y la actitud inhumana de las autoridades polacas ha llevado a los refugiados a dar un paso tan desesperado“, dijo hoy con total impunidad y sin vergüenza el Ministerio de Defensa bielorruso en un comunicado.

Fuente: Derechadiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.