Redacción BLes– El cierre por coronavirus, que tanto daño causa todavía en muchos países, podría ser atribuido a una estrategia propagandística del Partido Comunista de China (PCCh), a fin de aventajar a sus competidores globales, advierte el investigador y abogado Michael P. Senger.

Para Senger, la estrategia del PCCh buscaba destruir las economías de los países competidores, y enumera una serie de hechos en apoyo de su teoría, según Summit News del 28 de septiembre. 

Para empezar, Senger hace notar que la tasa de mortalidad que causa el virus PCCh es relativamente baja.

Luego describe que el PCCh dispuso de ejércitos de cuentas de Twitter, manejadas por bots, impulsando los primeros cierres en países como Italia. 

Reforzando esta estrategia, el PCCh criticaba continuamente a los países que se oponían al modelo de cierres que impuso en Wuhan, el primer lugar en China que reportó la enfermedad. 

Otro elemento de la agresiva campaña de propaganda fue una serie de vídeos que mostraban, a través de los medios sociales, los dramáticos colapsos de chinos en las calles, algunos de los cuales parecían sobreactuados. 

El PCCh encerró a muchos millones de personas, declarando que solo habían muerto 4.634, y ya para el 19 de marzo declaraba que su modelo de cierre había sido exitoso dado que habían desaparecido los casos de virus originados en el país. 

A partir de allí, y con el respaldo de la OMS, se desencadenó la histeria que llevó al cierre de muchos países, a pesar de todas las consecuencias negativas que se derivan de esas medidas. 

Adicionalmente, los órganos de propaganda del PCCh criticaron fuertemente a los países que optaban por otras alternativas, como la de “la inmunidad del rebaño”.

Suecia fue uno de ellos, y los hechos demuestran que sus resultados fueron muy superiores a los de los demás países europeos, sin tener que cerrar su economía ni aislar drásticamente a su población. 

Senger afirma que en el territorio chino se dieron los resultados que el líder Xi Jinping quería.

“Pero el hecho de que los regímenes autoritarios siempre mientan no les da derecho a difundir mentiras mortales al resto del mundo, especialmente por medios clandestinos”, dijo Senger, de acuerdo con su artículo en la revista Tablet. 

Por su parte, el presidente estadounidense ha sido muy claro al reclamar al PCCh por no haber avisado oportunamente y por no detener la dispersión del virus por todo el mundo.

“No se equivoquen, hacemos que China sea totalmente responsable de ocultar el virus y de liberarlo sobre el mundo. Podrían haberlo detenido, deberían haberlo detenido”, dijo Trump, de acuerdo con Express UK.

El convencimiento de la amenaza que significa el PCCh para Estados Unidos es tal que el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció la creación de una coalición global contra ese régimen.

“Ahora hemos empezado a construir esta coalición global para hacer que retrocedan”, declaró Pompeo.

Y agregó: “He viajado por el mundo asegurándome de que cada nación entienda que este no es un problema entre Estados Unidos y China”. 

“Este es un desafío para asegurarse de que el próximo siglo no sea el siglo de China, no sea el siglo gobernado por regímenes represivos autoritarios, sino más bien por regímenes que creen en el imperio de la ley y la libertad ordenada y la soberanía nacional como sus fundamentos básicos”, enfatizó Pompeo ante Fox News el 27 de septiembre.

Jose Hermosa – BLes.com