Redacción BLesEl régimen comunista de Corea del Norte habría hackeado la base de datos del laboratorio Pfizer Inc. con el objetivo de obtener información sobre su vacuna y tratamientos contra el virus PCCh, según informaron el martes legisladores surcoreanos luego de una sesión informativa de su agencia de inteligencia.

El martes temprano, Ha Tae-keung, miembro del comité de inteligencia del parlamento surcoreano, dijo a los reporteros que el Servicio Nacional de Inteligencia le informó a él y a otros legisladores durante una sesión informativa a puerta cerrada, que Corea del Norte hackeó Pfizer para obtener tecnología de la vacuna COVID-19, según reportó News Max.

Luego de que los comentarios de Ha Tae-keung se difundieran rápidamente por los periódicos, el Servicio de Inteligencia calificó los comentarios como “incorrectos” y dijo que no mencionó a ninguna compañía farmacéutica por su nombre cuando les dijo a los legisladores que los piratas informáticos norcoreanos buscaban información sobre la vacuna contra el coronavirus.

Le recomendamos:

Sin embargo Ha se mantuvo firme en su afirmación cuando fue contactado por el medio AP News, diciendo que los documentos del Servicio de Inteligencia que le mostraron decían que “Corea del Norte robó a Pfizer información sobre vacunas e intentó robar tecnología de las firmas farmacéuticas y de vacunas de Corea del Sur”. Dijo que los legisladores estaban obligados a devolver los documentos al final de la sesión informativa.

Si bien Corea del Norte no ha confirmado su participación en los hechos denunciados, se sabe que han participado en una serie de ciberataques destacados en los últimos años. Incluso el Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur manifestó anteriormente haber frustrado los intentos de su vecino de piratear empresas surcoreanas que desarrollan vacunas contra el coronavirus.

El discurso oficial del régimen norcoreano es que no ha tenido casos del virus PCCh, la comunidad internacional arroja ciertas dudas sobre la afirmación de que el país haya escapado de la pandemia sin una sola infección. 

El máximo líder del régimen coreano Kim Jong Un, mostró frecuentemente su preocupación por el virus, incluso cerrando fronteras hace aproximadamente un año con China, su principal socio económico y político. Lo cual dejó muy golpeada la economía de Corea del Norte, empujándola hacia su mayor contracción en las últimas dos décadas. 

El comercio de Corea del Norte con el régimen chino cayó prácticamente al 100% en el último trimestre de 2020. Lo que provocará una probable escasez de cultivos de 1 millón de toneladas este año, cuando se espera que la demanda alcance los 5,5 millones de toneladas.

En este contexto cabe recordar que el sistema de salud de Corea del Norte está en condiciones deplorables, lo cual sumado a una fuerte hambruna y una posible transmisión pandémica del virus, podría implicar un combo explosivo para el régimen comunista.

Esta situación caótica a la que se está enfrentando el régimen comunista de Corea del Norte, podría en parte explicar la motivación para hackear la información del laboratorio Pfizer.

Andrés Vacca – BLes.com