Redacción BLes La administración Biden cree que Corea del Norte está probando un nuevo misil balístico intercontinental, que según asegura es el más grande lanzado desde 2017, que se evaluó con capacidad de llegar hasta Estados Unidos, según indica la agencia Associated Press.  

Las recientes maniobras de Corea del Norte generan una creciente preocupación después de que la inteligencia de EE. UU. determinara que los lanzamientos de misiles del 26 de febrero y el 4 de marzo de este año, involucraron un sistema de misiles balísticos intercontinentales relativamente nuevo, que no era el que estaba desarrollando, y que probablemente tienen la potencial intención de alcanzar EE. UU.  

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, dijo en un comunicado el jueves, que es la primera vez que Corea del Norte trató de realizar maniobras escalonadas de manera oculta, por lo que advirtió que un lanzamiento futuro podría estar planeado ser de “alcance completo” pero “potencialmente disfrazado de lanzamiento espacial”. 

No obstante, Corea del Norte niega que ese sea el caso, y asegura que se llevaron a cabo para probar las cámaras que se instalarán en un futuro satélite espía.

El Pentágono anunció que todas las fuerzas de seguridad de EE. UU. y de reconocimiento de misiles en el Pacífico se han colocado en un estado de “preparación mejorada”, haciendo seguimiento a los posibles movimientos de Corea del Norte.

Mientras tanto, Biden ha expresado su predisposición a reunirse con el líder del régimen norcoreano, Kim Jong-un, si la desnuclearización va a estar sobre la mesa de las negociaciones. 

Varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU le prohíben a Corea del Norte disparar misiles balísticos intercontinentales. Por estas nuevas maniobras que desafían las prohibiciones, el viernes EE. UU. anunciará nuevas sanciones tendientes a evitar que los norcoreanos accedan a nuevas tecnologías que les permitan desarrollar este tipo de misiles, según un funcionario del que no se reveló el nombre. 

Corea del Norte realizó tres pruebas de misiles balísticos intercontinentales en 2017, y ha llevado a cabo un total de seis ensayos nucleares, antes de suspender ambos tipos de pruebas antes de las cumbres con Trump en 2019.

Sin embargo, en enero, Pyongyang dijo que reconsideraría reiniciar todas las actividades suspendidas temporalmente y se ha comprometido a expandir aún más su arsenal nuclear, al que ve como su mayor garantía de supervivencia.

Vanesa Catanzaro Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.