Redacción BLes – Corea del Sur dice que Corea del Norte mintió acerca de que disparó del nuevo “misil monstruoso” intercontinental, como había afirmado Pyongyang, y, en cambio, habría lanzado un arma más antigua y menos avanzada.  

EE. UU. y Corea del Sur concluyeron en el análisis del lanzamiento del 24 de marzo, que Corea del Norte anunció como un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) Hwasong-17, que en realidad se trataría de uno más antiguo y pequeño, probado por última vez por Pyongyang en 2017.

Los medios propagandísticos estatales calificaron el lanzamiento como “un evento histórico”, pero según indicó un funcionario de Corea del Sur que quiso permanecer en anonimato, las características del lanzamiento, eran similares a los del Hwasong-15, además que solo tenía dos boquillas de motor, mientras que Hwasong-17 tiene cuatro.

El misil balístico voló a una altitud de 6.000 kilómetros (3.728 millas) y a una distancia de 1.080 kilómetros (671 millas) con un tiempo de vuelo de 71 minutos, según indicó CNN.

Otras irregularidades que se constataron en un video publicado por el medio estatal, Televisión Central de Corea (KCTV), donde se veía a Pyongyang dirigiendo el lanzamiento, evidenciarían también el engaño.

El funcionario explicó que la sombra de Pyongyang aparece hacia el oeste en el video, lo que significa que fue filmado por la mañana, pero en realidad el lanzamiento fue por la tarde. 

También hay diferencias entre cómo se veía el cielo durante el lanzamiento, cuando el día había sido nublado, y el observado en el video, donde parece soleado.

El supuesto anuncio falso probablemente fue un intento de Pyongyang de tapar un lanzamiento fallido de Hwasong-17 a principios de este mes. No obstante, los expertos advierten que no se debe subestimar el éxito del último lanzamiento.

El 16 de marzo, un misil lanzado desde la región de la capital del Norte explotó poco después del despegue. 

“Corea del Norte publicó un video después de la prueba del 24 de marzo. Sin embargo, medimos las sombras en él y está claro por la altitud y el ángulo del sol que el video es de la prueba en la mañana del 16 de marzo”, dijo Jeffrey Lewis, director del Centro James Martin para Estudios de No Proliferación.

“El video es de la prueba (anterior) que falló. Eso sugiere fuertemente que la otra prueba fue algo diferente, que no quieren que veamos”, advirtió el experto en armas nucleares.

“El misil disparado el 24 de marzo habría tenido un alcance de unos 12.000 kilómetros (7.500 millas), que sin duda está dentro de la capacidad de un Hwasong-15, que puede lanzar un arma nuclear en cualquier lugar de los Estados Unidos”, dijo Lewis, lo que prueba una poderosa capacidad ofensiva de la que los funcionarios de defensa estadounidenses deben tener cuidado.

Un análisis de expertos publicado por la web especializada 38 North, indicó que fotos satelitales muestra un incremento de la actividad en la base norcoreana de lanzamientos espaciales de Sohae, que el líder Kim Jong-un instó recientemente a modernizar para lanzar cohetes de mayor envergadura.

No obstante, los analistas indicaron que “no está claro si esta nueva actividad está relacionada con el plan de mejora general”, que llevaría mucho tiempo, o “son medidas a corto plazo para el lanzamiento de un satélite”.

EE. UU. ha denunciado que, con la excusa de poner satélites en órbita, Corea del Norte planea un lanzamiento espacial que le servirá para probar un misil balístico intercontinental, como ha hecho en ocasiones anteriores.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.