Una mujer fue condenada a un año de cárcel por un delito de denuncia falsa contra su expareja y padre de su hijo por parte del juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, según informaEl Comercio.

Queda probado que, tras romperse la relación, la acusada trató de “obstaculizar las visitas del padre al menor”, según la magistrada Paz González-Tascón. A estos efecto, en marzo de 2015 presentó una denuncia por malos tratos y amenazas “durante el tiempo que había durado la convivencia en común”.

La denuncia fue archivada por el Juzgado de Violencia contra la Mujer al no existir pruebas de la comisión delictiva denunciada. El marzo siguiente, la condenada volvió a denunciar utilizando al hijo en común que supuestamente habría sido abusado sexualmente por su padre. En un primer momento, se suspendió el régimen de visitas del acusado a su hijo, pero posteriormente la denuncia fue sobreseída.

Para la magistrada, que la acusada motivase la tardanza de su denuncia en el miedo “es absurdo y hasta infantil , cuando la pareja llevaba casi más de cinco años sin contacto alguno”.

“Existe una relación cronológica en el proceder que vincula las denuncias con los derechos que a través de los tribunales el padre va logrando para la normal y lógica relación que todo progenitor debe tener con su hijo y que claramente dibuja la absoluta mendacidad de las mismas”, según la magistrada Paz González-Tascón.

En cuanto a los abusos sexuales al menor, las pruebas forenses no demuestran que existiese dicho abuso. El padre, que recibirá 10.000€ (3.323 dólares) de indemnización por daños morales y económicos, afirmó que “siempre quiso ser madre soltera, por eso una vez embarazada, se marchó”.

Fuente: 20 minutos.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds