China construirá una ciudad desde cero en el Kurdistán iraquí, financiará la construcción de 1.000 escuelas y construirá la primera refinería china del país.

China firmó una serie de ambiciosos acuerdos de infraestructura, de inversiones y de comercio para ampliar fuertemente su influencia en Irak tras el vacío de poder dejado por Estados Unidos tras las políticas de Biden.

A pesar de que Trump había ordenado la retirada militar de Afganistán e Irak, el ex presidente había dejado una serie de acuerdos económicos y políticos pactados para mantener una fuerte influencia en estos países, pero Biden canceló todos los planes y le abrió la puerta de Medio Oriente a China.

En Erbil, capital y principal provincia de la región del Kurdistán iraquí, China desembolsará la impresionante cantidad de 5 mil millones de dólares para la construcción desde cero de una nueva y moderna ciudad. Esta inesperada inversión se convierte así en la más grande realizada en la región por parte de un país extranjero hasta la fecha.

Por otro lado, el país dirigido por el dictador Xi Jinping se comprometió a que antes de fines del 2023, múltiples empresas chinas construirán un total de 1.000 nuevos colegios y centros educativos en todo el país, donde se enseñará no solo la currícula escolar iraquí si no que habrá contenidos sobre la historia de China y el idioma chino-mandarín.

Finalmente, China selló otro acuerdo para construir la que será la refinería de petróleo más grande e importante del país, con una inversión de un valor de 19 mil millones de dólares.

Este último es el que más impactará en los intereses de Estados Unidos, ya que hasta la fecha, todas las refinerías en Irak son operadas por capital norteamericano, incluso las estatales. Esta será la primera financiada y operada por capital chino, y será el primer paso en inclinar la balanza en contra de Washington.

Fuente: derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.