Redacción BLes– La Comisión Federal Marítima (FMC) publicó el 30 de marzo un informe que demuestra que China controla la gran mayoría de los contenedores mundiales. Su posible manipulación de los precios supone una amenaza para la seguridad de las cadenas de suministro mundiales.

El autor del informe, el comisario de la FMC Carl W. Bentzel, descubrió que hay 44,2 millones de contenedores marítimos en el mundo.

China International Marine Containers (CIMC), el principal fabricante de contenedores, produce aproximadamente el 40% de los contenedores marítimos del mundo.

Tres empresas estatales chinas -CIMC, Dong Fang International Containers y CXIC Group Containers Company Limited (CXIC)- controlan alrededor del 82% del suministro mundial de contenedores. Además, junto con otras empresas chinas lideradas por CIMC, también fabrican más del 95% de los contenedores mundiales.

El resto de los contenedores se destinan a mercados específicos o al comercio no internacional, por lo que casi todos los contenedores del mundo proceden de China.

Como resultado, los fabricantes chinos controlados por el gobierno dominan de hecho toda la producción de contenedores a nivel mundial.

El informe señala que los precios de los nuevos contenedores se han duplicado. A principios de 2020, el precio de una caja de carga seca de 20 pies era de sólo 1.800 dólares, y pasó a 2.500 dólares a finales de 2020. Ahora el precio ha fluctuado aproximadamente en torno a los 3.500 dólares.

El informe sostiene que los fabricantes chinos probablemente manipulen los precios de los contenedores.

Importancia de los contenedores en la globalización

Los contenedores son uno de los símbolos de la globalización. Si no hubiera contenedores, nunca existiría la globalización.

Antes de los contenedores, el coste del transporte marítimo es muy elevado. La eficiencia de carga y descarga de la terminal es extremadamente baja. El tiempo de permanencia de la carga en la terminal es a veces incluso más largo que el viaje del barco.

Los contenedores son paquetes de tamaño uniforme, convenientes para el transporte, la carga, la descarga y el apilamiento por capas.

Normalmente, se tardaba una semana en cargar y descargar la mercancía en la terminal. Pero con los contenedores, el tiempo se reduce a medio día. Los contenedores contribuyen a estandarizar todo el proceso de transporte.

Desde su aparición en la década de 1950, los contenedores están presentes en el transporte multimodal de la logística, como barcos, puertos y rutas.

Gracias a la contenedorización, los fletes se reducen considerablemente gracias a los buques de mayor tamaño. Como resultado, los países iniciaron un vigoroso comercio global.

Hoy, el 95% de los productos industriales del mundo se envían en contenedores. Esta caja de lata, aparentemente sencilla, es conocida como uno de los grandes inventos de la humanidad.

Los contenedores más utilizados se dividen en los de 20 pies y los de 40 pies. Un contenedor estándar de 20 pies se denomina TEU (Twenty-foot Equivalent Unit), y un contenedor de 40 pies son dos TEU.

Los contenedores también se dividen en contenedores secos/grandes, contenedores de carga líquida, contenedores refrigerados y contenedores especiales.

Cómo China formó un monopolio

Estados Unidos fue el primer productor de contenedores en la década de 1960. Después, Europa, Japón y Corea del Sur se unieron al sector. En 1991, Corea del Sur era el primer fabricante de contenedores del mundo, con una producción anual de 359.000 contenedores TEU.

En 1993, China empezó a tomar la delantera gracias a su integración en el sistema comercial internacional, al aumento de la capacidad de fabricación y de la demanda de exportación, y a las ventajas en materia de costes. A continuación, superó a Corea del Sur, multiplicando casi por diez su cuota de mercado en 1999 con respecto a 1990, hasta alcanzar el 69%.

En un artículo de análisis del año pasado, Dayang Logistics Group, con sede en Shenzhen, presentó tres razones para el monopolio chino de los contenedores.

En primer lugar, la fuerte producción de acero y el bajo precio dan a China una importante ventaja de costes. China es el primer productor mundial de acero, con el 55% de la producción mundial. El coste de los materiales también es bajo.

Aunque su ventaja de costes sigue siendo inferior a la de Vietnam y Malasia, China sigue dominando el sector de los contenedores gracias a su única fuente de demanda. La propia China es el mayor exportador de productos básicos y necesita muchas cajas para cargar.

La última razón tiene que ver con la epidemia de covid-19. Desde 2020, mientras la ralentización de la producción y la suspensión de las fábricas se han extendido por todo el mundo, las exportaciones de China han seguido creciendo. En consecuencia, necesita un gran número de contenedores para suministrar mercancías al extranjero.

Al mismo tiempo, no hay demasiadas mercancías extranjeras que se vendan a China, por lo que los contenedores de China básicamente no tienen retorno. Las compañías navieras y los transportistas sólo pueden seguir comprando nuevos contenedores para limitar los retrasos en las entregas. Los principales puertos del mundo están llenos de contenedores vacíos cuyo número triplica el nivel habitual. Por tanto, otras naciones no necesitan producir contenedores.

El artículo cree que el monopolio de China en la industria de los contenedores proviene principalmente del lado de la demanda.

El informe de Benzel añade otra razón para el monopolio de China. Se trata del apoyo financiero del gobierno chino.

Informó de que CIMC recibía el 28% de las subvenciones de Beijing. Además, la Comisión de Supervisión y Administración de Activos Estatales del Consejo de Estado (SASAC) controla la mayor parte de las acciones de CIMC.

Según Benzel, “la SASAC existe para servir al Partido Comunista chino”.

Las empresas como CIMC pueden rebajar significativamente su precio a los competidores gracias a las subvenciones del gobierno.

En una entrevista concedida por American Shipper, John Fossey, jefe de investigación de equipos de contenedores y de leasing en Drewry, dijo: “Eso fue muy apoyado por el gobierno chino”.

Bentzel concluye que “el nivel de interconectividad” en el transporte de contenedores “supone la mayor amenaza para el bienestar económico”.

Y añade que “el hecho de que la RPC controle una industria que tiene un monopolio casi mundial de facto en la producción de contenedores marítimos debería ser profundamente preocupante”.

 

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.