BARCELONA (AP) — Las 2.700 casillas de votación cerraron el jueves en Cataluña, luego de una elección regional considerada una prueba crucial de la fuerza del movimiento separatista y que contó con una afluencia máxima récord de votantes.

La junta electoral dijo que el 68,3% de los votantes habilitados habían sufragado para las 6 de la tarde (1700 GMT), comparado con el 63,12% en las de 2015. Las encuestas más recientes pronosticaban una participación récord.

Más de 5,5 millones estaban habilitados para votar en la elección cuyos resultados se conocerían en pocas horas.

Aunque el resultado no determinará la independencia catalana de España, los votantes pueden escoger entre los partidos que quieren mantener la presión a favor de transformar su región en el país más nuevo de Europa y los que quieren seguir formando parte de España

Los sondeos de opinión apuntan a una ajustada carrera entre Ciudadanos, liderado por la abogada de 34 años Inés Arrimadas y dos importantes partidos independentistas: Junts per Catalunya, liderado por el expresidente catalán Carles Puigdemont, que hizo campaña desde Bruselas y el izquierdista Esquerra Republicana de Catalunya, cuyo líder y ex número dos de Puigdemont, Oriol Junqueras, está en prisión.

Pero con la afluencia récord, el resultado podría depender del 20% de indecisos.

Tanto Puigdemont como Junqueras están siendo investigados por sedición y rebelión por las iniciativas independentistas del pasado octubre.

Sus partidos, junto con el pequeño grupo anticapitalista CUP, ostentaban una pequeña mayoría en la última legislatura que les permitió seguir adelante con su estrategia de secesión. Está por ver que puedan seguir trabajando juntos después del jueves.