Después de que la pasada semana saliera a la luz un vídeo donde se veía a un oso polar que tenía escrito en el costado T-34. El revuelo ha sido tal que el director del Centro Ruso para la Exploración del Ártico, Andréi Úmnikov, ha explicado el motivo por el cuál el oso tenía grabado en el costado el nombre del tanque soviético.

Úmnikov asegura que el animal se acercó a un vertedero de residuos en una aldea del archipiélago de Nueva Zembla. Esto provocó que los habitantes se asustaran y por ello, un grupo de científicos fueron enviados al lugar para examinar si el oso era peligroso, según ha asegurado The Siberian Times.

videoinfo__video2.bles.com||2e60f3320__

Ad will display in 09 seconds

Uno de los investigadores del Instituto Sévertsov explica que el animal fue sedado y evaluado para comprobar que el depredador no tenía hambre. Por ello, decidieron marcar al animal con una pintura que desaparece en dos semanas.

Esta acción tiene como objetivo distinguir al oso de los demás y así los habitantes lo reconocerán si vuelve por la zona.

Fuente: Voz de América

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds