Redacción BLes– El jefe del comando militar estadounidense dedicado a operaciones al sur de la frontera estadounidense en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe advirtió que el régimen chino y Rusia estarían trabajando en conjunto contra los intereses de Washington en toda la región.

La acusación fue realizada el martes por el almirante Craig Faller, quien mencionó a China y a Rusia, junto con las organizaciones criminales transnacionales, como “las dos mayores amenazas” que enfrentan sus fuerzas en el área de operaciones del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM).

Haciendo eco de los comentarios de su homólogo a cargo del Comando Indo-Pacífico, Faller dijo que “China es la mayor amenaza estratégica a largo plazo para la seguridad en el siglo XXI, las influencias insidiosas, corrosivas y corruptas del Partido Comunista Chino en el trabajo a nivel mundial y en esta región”.

En cuanto a Moscú, Faller dijo que “Rusia continúa tratando de estropear y socavar el interés de Estados Unidos a nivel mundial” y ha sido especialmente activa en el dominio de las redes sociales. Afirmó que gran parte de esto era “desinformación destinada a desacreditar a Estados Unidos”.

Faller dijo que una de las principales prioridades del SOUTHCOM es identificar cómo los dos principales rivales de Washington están uniendo sus recursos para perjudicar a Estados Unidos.

Acorde a lo reportado por el jefe de comando militar, las autoridades de seguridad estuvieron analizando los posibles puntos estratégicos de convergencia entre Rusia y el régimen Chino, y coincidieron que ese punto está centrado en Venezuela.

“Venezuela es el ejemplo más notable, donde, a nivel diplomático, ciertamente estuvieron (China y Rusia) y continúan comprometidos para bloquear cualquier esfuerzo en soluciones de la ONU o soluciones globales”, afirmó Faller.

Le recomendamos:

Ambas naciones han ofrecido apoyo al presidente venezolano Nicolás Maduro, con quien Estados Unidos cortó lazos en enero de 2019 en un intento por respaldar el reclamo presidencial del líder de la Asamblea Nacional, controlado por la oposición, Juan Guaidó

Venezuela se ha visto afectada por sanciones económicas paralizantes que buscan coaccionar al país para que modifique sus políticas y recurra a elecciones democráticas transparentes para elegir a un gobierno legítimo. Pero por desgracia, países como Irán, China y Rusia brindan ayuda al régimen chavista y en los últimos años han reforzado la asistencia a Venezuela, enviando recursos como petroleros para ayudar a la nación afectada por la crisis financiera.

Durante la sesión informativa del martes, Faller dijo que era la administración de Maduro la que era “ilegítima” y argumentó que “está completamente atrincherado y las fuerzas de seguridad de Cuba, Rusia, Irán y China están apoyando su arraigado reinado de poder”.

Acorde a las recientes declaraciones de las autoridades militares, la influencia socialista estaría penetrando con fuerza y organizadamente en latinoamérica. Aprovechando la situación de pobreza y corrupción de la mayoría de estos países, resulta sencillo para regímenes como el de China persuadir a los dirigentes de estos países y generar influencia en la sociedad para hacer penetrar el espectro comunista. 

Andrés Vacca– BLes.com