Redacción BLes– El miércoles 11 de mayo, Estados Unidos se enfrentó a China y Rusia por la presión que ejerce sobre la ONU para imponer nuevas sanciones a Corea del Norte por sus programas nucleares y de misiles.

La enviada de Washington a la ONU, Linda Thomas-Greenfield, dijo que dos miembros -China y Rusia- estaban bloqueando los esfuerzos de Estados Unidos para endurecer las sanciones de la ONU contra Pyongyang, que ha llevado a cabo más de una docena de pruebas de armas ilegales en lo que va de año.

Añadió que Corea del Norte ha lanzado al menos tres misiles balísticos intercontinentales este año, y el Consejo de Seguridad de la ONU ha guardado silencio.

El enviado chino a la ONU, Zhang Jun, contraatacó afirmando que el proyecto de resolución de Estados Unidos no era constructivo y que las nuevas sanciones no eran una forma adecuada de abordar la situación actual en la península.

Zhang Jun añadió que las sanciones no son más que un medio para alcanzar un fin y que siempre deben servir al objetivo general de llegar a un acuerdo político.
Dijo que la República Popular Democrática de Corea había lanzado 17 misiles balísticos.

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.