Redacción BLes– Los datos del Worldometer, un sitio web de referencia que proporciona contadores y estadísticas en tiempo real sobre diversos temas, muestran que la población actual de la India es de 1402,7 millones de habitantes a fecha de 8 de marzo de 2022, seguida de cerca por la de China, con una población de 1448,6 millones.

El Worldometer predice que en 2030, la población de la India alcanzará los 1503,6 millones, y la de China será de 1464,3 millones. Por tanto, India puede convertirse en el país más poblado del mundo. Actualmente, se están produciendo cambios significativos.

Según el Worldometer, antes de superar a China en 2030, se producirá un cruce cuando la población de India en 2025 se acerque a la de China, con 1445,0 millones, mientras que la de China será de 1457,9 millones. Además, con la variación porcentual anual que puede ser del 0,92%, India marcará la diferencia respecto al 0,46% de China.

La tasa de natalidad de China, de 1,69, es también inferior a la de India, de 2,24. Con este ritmo de crecimiento, India superará a China en 2030.

En particular, los datos del Worldometer muestran un hecho preocupante: la población de China empezará a crecer negativamente en 2035, con una variación porcentual anual del -0,04%, y para 2050, la variación porcentual anual de China podría caer hasta el -0,38%.

Además, el envejecimiento de la población agrava el problema demográfico de China continental, ya que la edad media puede pasar de 38,4 años en 2020 a 42,6 en 2030, e incluso llegar a 47,6 en 2050.

Según el periódico en lengua china Timed News, la pérdida del título de nación más poblada del mundo simboliza el fin oficial del dividendo demográfico.

El periódico analiza que los precios de la vivienda dependen de la financiación a corto plazo, del suelo a medio plazo y de la población a largo plazo. Si la población de China disminuye, ¿se acabará el sector inmobiliario?

Mientras tanto, los diez países de la ASEAN, con una población de 600 millones de habitantes, una edad media inferior a los 30 años y un salario medio inferior al de China continental, serán un nuevo terreno para los inversores.

La inversión de Taiwán es un ejemplo. Una serie de empresarios taiwaneses acuden a los nuevos países del sur.

El 7 de febrero, Taiwan News informó de que las exportaciones de Taiwán a los 18 países contemplados en su Nueva Política del Sur, incluida la India, ascendieron a 82.580 millones de dólares el año pasado, alcanzando un máximo histórico.

Este crecimiento es también superior al de las exportaciones de Taiwán a China (25%).

Si el crecimiento de la población china y la tasa de envejecimiento no mejoran, India competirá con la industria manufacturera china en el futuro.

 Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.