Mientras el régimen comunista chino dice que “sinceramente” contribuye con la paz africana y el desarrollo del Cuerno de África, compra voluntades de dictadores locales y utiliza la denominada ‘trampa de la deuda’ para poner al continente a sus pies.

Esta semana el medio estatal People’s Daily Online, subordinado al Partido Comunista Chino, lanzó otra noticia acerca de lo “benefactor” que es el aparato comunista chino con el desarrollo del Cuerno Africano y en su contribución con la “paz” en el continente.

China ha invertido millones de dólares en países africanos, aliándose con dictadores locales a los que les ofrece sus servicios de control poblacional a cambio de que acepten acuerdos comerciales y de financiación que siempre perjudican al país en cuestión y beneficia al régimen comunista.

Lo que no explica en ningún momento el Partido Comunista que los préstamos que “regala” Xi Jinping no tienen como objetivo cobrar intereses de estos países pobres, si no que justamente China espera que no puedan devolver el dinero, y así el gigante asiático se queda con las construcciones que hayan hecho con ese dinero prestado.

En general, estas obras son puertos, aeropuertos, rutas, ferrocarriles, autopistas, y más edificaciones para facilitar el comercio entre los países. Pero las garantías preferenciales que impone China en sus contratos ponen en situación crítica la soberanía de los deudores, la famosa “trampa de deuda”.

Fuente: EOM.

El Cuerno de África se encuentra a lo largo de un importante paso marítimo que conecta el Mar Mediterráneo, el Mar Rojo y el Océano Índico. Cuenta con ricos recursos naturales Y un enorme potencial de desarrollo, pero una población totalmente empobrecida, motivo por la que China puso rápidamente el foco en la región.

Un dato no menor y que demuestra la importancia estratégico-comercial de esta región es que la única base militar operada completamente por el Ejército Chino en el extranjero está en Djibouti, país clave donde también tienen bases militares los EE.UU., Reino Unido y otros países europeos.

Prácticamente, todos los puertos de la costa este del continente están en manos de China, y todo el sur de África depende de estaciones de energía construidas, operadas y en algunos casos apropiadas por los chinos. En el noroeste también iene una fuerte presencia, con dos plantas eléctricas y dos puertos, además de la base militar con 2.000 tropas.

No es menor el dato de que en el mundo, la deuda ha crecido de manera exorbitante en los últimos años, y de los 33 países que están en riesgo por su deuda, 25 son parte de la trampa de la deuda china.

Según los medios estatales chinos, el país “se propuso la Perspectiva sobre la paz y el desarrollo en el Cuerno de África, con el objetivo de ayudar a los países de la región a mantenerse al margen de cualquier competencia geopolítica entre los principales países occidentales, abordar de forma independiente los desafíos de seguridad, desarrollo y gobernanza, y lograr la estabilidad a largo plazo. Paz y prosperidad”.

Otro detalle del informe es que se redacta “el Cuerno de África no es el patio trasero de ningún país, sino el hogar de todos los países de la región”, donde asegura que las inversiones chinas, que el medio estatal destaca como “acciones de paz”, están “salvando” a los países africanos de la influencia occidental.

Y luego expresa que un funcionario de un país regional señaló que “China disfruta de ventajas incomparables al unirse a los asuntos regionales de paz y seguridad”. La hipocresía al máximo.

Nicolás Promanzio – La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.