Redacción BLes– Los ciudadanos de Hong Kong podrán solicitar a partir del domingo una nueva visa que les abre las puertas para convertirse en ciudadanos británicos. La iniciativa de Gran Bretaña se dio tras el avance represivo del régimen comunista chino sobre su excolonia. Por su parte el régimen amenazó con no reconocer la visa británica.

Gran Bretaña tras recibir las amenazas del régimen comunista chino, asegurando que no reconocerá los pasaportes tipo BN O (Pasaporte nacional brtánico ‘extranjero’), como documento de viaje válido de hongkoneses, anunció que se mantendrá firme en su propuesta y a partir del domingo los ciudadanos de Hong Kong podrán tramitar su visa especial, informó South China Morning Post (SCMP).

Los funcionarios de inmigración de Hong Kong, siguiendo órdenes del Partido Comunista Chino (PCCh), dieron instrucciones a las aerolíneas el viernes por la noche para que no aceptaran pasaportes BN (O) como documento de viaje, según una fuente con conocimiento directo de la orden informó al SCMP.

Se recordó a las aerolíneas que sigan las nuevas reglas, de lo contrario se estarían arriesgando a infringir la sección 40 de la Ordenanza de inmigración, que regula la documentación de pasajeros arribados a Hong Kong, sin un documento de viaje válido.

Le recomendamos:

 

El portavoz oficial del primer ministro Boris Johnson dijo: “Hemos dejado claro que no miraremos para otro lado cuando se trata de personas de Hong Kong con estatus nacional británico (en el extranjero) que ahora tienen la opción de venir a vivir, trabajar y estudiar en el Reino Unido”.

La declaración del régimen chino, al respecto de que ya no reconocería a partir del domingo el pasaporte BN (O) como documento de viaje o de identificación, fue su primer acto oficial en represalia contra la política británica de abrir sus puertas para el ingreso de ciudadanos hongkoneses, sobre todo aquellos perseguidos por el perverso PCCh luego de imponer la nueva Ley de Seguridad Nacional, que apuntó exitosamente a destruir las libertades de los ciudadanos de Hong Kong.

Tras las declaraciones de las autoridades comunistas anunciando que a partir del domingo no se reconocerán más los pasaportes citados, en otra declaración, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Dominic Raab, dijo que estaba “decepcionado pero no sorprendido” por la decisión de China de dejar de reconocer los pasaportes BN (O).

Gran Bretaña y China han estado discutiendo durante meses sobre la imposición de la Ley de Seguridad Nacional, la cual según Londres y Washington (durante la administración Trump), aseguraron que es un intento de silenciar la disidencia en Hong Kong sobre todo después de las enormes protestas a favor de la democracia en 2019 y 2020.

Tras la imposición de la Ley de Seguridad Nacional en junio del año pasado, Gran Bretaña ofreció refugio a casi 3 millones de residentes de Hong Kong elegibles para el pasaporte BN (O) a partir del 31 de enero.

Según Reuters, las previsiones del gobierno del Reino Unido dicen que la nueva visa podría atraer en principio a más de 300.000 personas y sus familiares directos a Gran Bretaña. Luego de ingresar con el pasaporte BN (O), tendrán permiso para permanecer, vivir, estudiar y trabajar en Gran Bretaña durante cinco años y, finalmente, solicitar la ciudadanía permanente.

“Estoy inmensamente orgulloso de haber traído esta nueva ruta para que los ciudadanos de Hong Kong vivan, trabajen y establezcan su hogar en nuestro país”, dijo el primer ministro Boris Johnson.

Andrés Vacca – BLes.com