Redacción BLes –El príncipe Andrés ha sido despojado hoy de sus títulos militares, de sus patrocinios reales y de sus honores de Realeza por la Reina, quien dijo que tendrá que hacer frente a su demanda por abuso sexual como “ciudadano privado”, reportó Daily Mail.

El Palacio de Buckingham anunció la decisión de la Reina en un comunicado publicado esta por la tarde del jueves 13 de enero:

“Con la aprobación y el acuerdo de la Reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del Duque de York han sido devueltos a la Reina. El Duque de York seguirá sin desempeñar ninguna función pública y defenderá este caso como ciudadano privado”.

La decisión de la Reina llega un día después de que el juez estadounidense a cargo de la demanda de su acusadora, Virginia Roberts, rechazara el pedido de desestimar la demanda.

El príncipe Andrés tendrá que enfrentar un juicio que los medios describen como ‘humillante’ porque le harán preguntas de su vida sexual e incluso de sus partes privadas a fin de determinar la veracidad de los crímenes de los que se le acusa.

La perdición del príncipe Andrés comenzó con la condena de Ghislaine Maxwell, mano derecha del pedófilo Jeffrey Epstein que fue condenada ‘facilitar y participar en el abuso sexual de niños’ el 29 de diciembre del año pasado.

Con la condena de Maxwell, se abrió el camino para que la Sra. Virginia Roberts ‘tenga su día en la corte’.

La señorita Roberts dice que fue obligada a mantener relaciones sexuales con el príncipe Andrés en tres ocasiones en 2001, cuando tenía 17 años, y que él sabía que era una víctima de la trata.

Asegura que fue Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell fueron quienes la ofrecieron al príncipe y a otros amigos ricos y poderosos para tener relaciones sexuales.

El príncipe niega rotundamente las acusaciones.

Ante la posibilidad de enfrentar un juicio por abuso sexual, la representación legal del príncipe barajó la posibilidad de ofrecerle a la Sra. Roberts una suma millonaria para ‘arreglar’ y evitar la humillación de la familia real británica.

De hecho, reportes indican que el príncipe dejó el camino despejado para vender un chalet en los Alpes francés cuyo valor ronda en los 18 millones de libras esterlinas.

No obstante, la Sra. Roberts aparentemente estaría dispuesta a rechazar la posible oferta de 10 millones de libras a cambio de ir a la justicia y tener su día en la corte.

Sea que Roberts acepte o rechace la oferta millonaria, la reputación del príncipe con la decisión de la Reina de quitarle sus títulos militares ya han dañado su reputación más allá de lo que sería reparable.

El príncipe podría simplemente no obedecer las órdenes de la corte y dejar que el juez emita una condena, pero los críticos dicen que es aún peor para su reputación.

En el caso de aceptar la orden de la corte, el príncipe tendrá que contestar preguntas vía video llamada desde Londres.

De todos modos, al ser una demanda civil y no criminal, el duque de York no corre el peligro de ser extraditado y el 99 por ciento de los casos civiles terminan con las partes llegando a un acuerdo financiero.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.