Redacción BLes– El presidente ruso, Vladimir Putin, ha subrayado la importancia de las nuevas armas instando a los fabricantes de armas del país a desarrollar misiles hipersónicos y láseres de alta energía aún más avanzados.

“Es especialmente importante desarrollar tecnologías para crear nuevas armas hipersónicas, láseres de alta energía y complejos robóticos que sean capaces de contrarrestar eficazmente las posibles amenazas militares y reforzar aún más la seguridad del país”, dijo Putin a los funcionarios rusos en una reunión con funcionarios de alto nivel del Ministerio de Defensa y jefes de la industria de defensa el miércoles 3 de noviembre.

Calificó las nuevas armas, como las hipersónicas Avangard y Kinzhal y el sistema láser Peresvet, como un “avance” que “garantiza la seguridad militar de Rusia durante muchos años e incluso décadas”, informó The Associated Press.

Según los militares rusos, el Kinzhal, que llevan los cazas MiG-31, tiene un alcance de hasta 2.000 kilómetros (unas 1.250 millas) y puede volar a una velocidad 10 veces superior a la del sonido.

Según se informa, el Avangard es capaz de volar 27 veces más rápido que la velocidad del sonido y realizar maniobras bruscas en su camino hacia el objetivo para esquivar el escudo antimisiles del enemigo. Se ha instalado en los misiles balísticos intercontinentales existentes.

Putin añadió que han estado probando otro misil hipersónico, Zircon, que sería capaz de volar a nueve veces la velocidad del sonido y tener un alcance de 1.000 kilómetros (620 millas). Rusia pretende equipar con él a cruceros, fragatas y submarinos y lo pondrá en servicio el año que viene.

Instó a los fabricantes de armas rusos a seguir trabajando en otras armas de vanguardia.

Rusia ha hecho de la modernización del ejército una prioridad máxima, ya que las relaciones del país con Estados Unidos y otras naciones occidentales se han hundido a mínimos posteriores a la Guerra Fría después de que se anexionara la península ucraniana de Crimea en 2014.

Los nuevos movimientos de Rusia se producen mientras el Ejército de Estados Unidos probó con éxito el jueves un motor de cohete de refuerzo diseñado para impulsar un vehículo de lanzamiento que lleve un arma hipersónica a lo alto.

Las nuevas pruebas se llevaron a cabo después de que el Pentágono probara un cohete propulsor en octubre en el Complejo Espacial del Pacífico, en Alaska, pero fracasara y revisara la prueba para entender la causa del fallo.

En octubre, China también había probado un arma hipersónica de planeo con capacidad nuclear que voló alrededor de la órbita baja de la Tierra antes de regresar a la Tierra hacia un objetivo que finalmente no alcanzó.

Con la participación de China, Rusia y Estados Unidos, la carrera armamentística hipersónica ha mostrado un amplio interés por parte de las superpotencias mundiales.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.