Redacción BLes – El ex cantante de la banda de rock alternativo The Verve, Richard Ashcroft, canceló su actuación en el Festival Tramlines en Sheffield, Inglaterra, debido a que todos los que asistan al recital deberán probar que se han vacunado contra el virus PCCh o que no están infectados mediante un test, reportó Breitbart.

El cantante utilizó su cuenta de Instagram esta semana para comunicar su decisión luego de haberse enterado de que las reglas del juego habían cambiado.

“Mis disculpas a mis fans por cualquier decepción, pero hace más de 10 días que informaron al festival que no actuaría debido al programa de pruebas [de Covid] del gobierno”, escribió Ashcroft.

“Le había dicho a mi agente hace meses que no daría conciertos con restricciones. El estatus del festival era una cosa cuando me inscribí en él, pero, tristemente se vio obligado a convertirse en otra cosa”.

En su última frase, el rockero mostró que sus convicciones son más fuertes que una ganancia temporal y utilizó los hashtags #rebeldenatural y #ellosnosonmisdueños

“Debe ser cosa de la edad pero las palabras Experimento del Gobierno y Festival… emoticones de carcajadas…”

Sus seguidores en Instagram reaccionaron, sorprendentemente con muestras de apoyo al cantante en vez de molestarse por no actuar.

“Eres un grande”, comentó nadiaepic.

Sabrinacerutiart escribió: “Gracias, eres un grande”.

“Gracias, gracias, gracias por mantenerte firme y estar con la gente”, escribió Marieklarich.

El sitio oficial del recital explica que el festival será parte del Programa de Investigación de Eventos del gobierno del Reino Unido, que si bien no pone límites a la cantidad de participantes, ni tampoco obliga el uso de máscaras ni distanciamiento social, si requiere que todos aquellos mayores de 11 años provean de una prueba de vacunación completa contra el coronavirus o un test negativo que tenga menos de 48 horas.

La controversia de la prueba de vacunación ha posicionado a los artistas en veredas opuestas.

En la vereda opuesta a Richard Ashcroft, se paró Bruce Springsteen, quien alguna vez fue un ‘rebelde’ y activista contra el gobierno de los Estados Unidos por la guerra de Vietnam.

Pero estos días Springsteen se ha vuelto más ‘mainstream’.

En su vuelta a los escenarios de Broadway, el cantante no solo puso como condición que la gente esté vacunada, sino que además solo aceptó a los fans que se inyectaron las vacunas de Pfizer, Johnson & Johnson y Moderna. Aquellos que se vacunaron con la AstraZeneca, que no tiene aprobación de la FDA, no podían ingresar al recital.

Según The Hill, Springsteen declaró: “El espectáculo debe continuar. Pero si tienes la vacuna de AstraZeneca, no estás invitado”.

Las declaraciones del cantante atrajeron manifestantes a su show que protestaron en las afueras del teatro con carteles que decían “Sin máscaras, sin vacunas, sin miedo. No a los pasaportes de vacunas. Bruce Springsteen está a favor de la segregación en Broadway”.

La efectividad de las vacunas

Si bien en general las autoridades sanitarias de todo el mundo han ido cambiando su postura con respecto a qué significa alcanzar la inmunidad de rebaño, eliminando el concepto original que implicaba que las personas se infectaran y desarrollaran inmunidad naturalmente y modificándolo para que ahora signifique que la inmunidad se logrará con más del 70% de la población vacunada, la efectividad real de las vacunas para alcanzar este punto no ha sido científicamente probada en su totalidad.

También le recomendamos: La vacuna ARNm podría causar daño celular a corto plazo, revela médica

Ad will display in 09 seconds

Tomando el caso de Israel que es uno de los países con la mayor cantidad de vacunados (cerca del 60%) sin distinción de edad, estudios post-vacunación muestran que las personas que se infectaron y no fueron vacunadas desarrollaron mayor inmunidad al virus que aquellas que sin haberse infectado fueron vacunadas.

Es decir, lo que originalmente se entendía por auto inmunidad, sigue funcionando mejor que la inmunidad con las vacunas.

Sumando a eso, el laboratorio BioNTech, creador de la vacuna contra el virus de Pfizer, solicitó autorización a la FDA para administrar una tercera dosis de la vacuna supuestamente para poder reforzar la inmunidad para combatir la cepa conocida como Delta – que viene de la India, por ello resulta difícil afirmar que las vacunas son efectivas a la hora de frenar los contagios.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com