BERLÍN (Reuters) – La canciller Angela Merkel apunta a las próximas conversaciones con los socialdemócratas (SPD) como la vía para formar un gobierno estable en Alemania y rechazó nuevas elecciones después de que unas negociaciones de coalición entre tres partidos fracasaron el fin de semana pasado.

El cuarto mandato de Merkel quedó en duda cuando los demócrata-liberales (FDP) abandonaron las conversaciones con el bloque conservador de la canciller y los Verdes el domingo pasado, lo que provocó un estancamiento político en la mayor economía de Europa.

Pero el viernes, los socialdemócratas revocaron una decisión previa y aceptaron hablar con Merkel, aumentando la posibilidad de prorrogar la ‘gran coalición’ que ha gobernado Alemania durante los últimos cuatro años, o de un gobierno en minoría.

Dirigiéndose a miembros de su partido el sábado, Merkel defendió que los votantes habían dado a los conservadores un mandato de gobierno en las elecciones del 24 de septiembre, en las que su partido consiguió una mayoría de escaños parlamentarios pero limitadas opciones de coalición.

“Europa necesita una Alemania fuerte, es deseable poner rápidamente en marcha un gobierno”, dijo Merkel en una reunión regional del partido en el norte alemán, aunque agregó que su gobierno en funciones podía seguir adelante con el día a día.

“Creo que sería un completo error pedir a los votantes que acudan de nuevo a las urnas”, dijo, subrayando que los votantes se habían expresado y su partido tenía un mandato. El lunes, Merkel había dicho que prefería nuevas elecciones a un gobierno minoritario.

Segura de sí misma y entre aplausos de la audiencia, Merkel dijo el sábado que deseaba mirar hacia adelante tras los reveses de la semana pasada y que había centrado claramente su atención en el SPD.

Merkel defendió el funcionamiento de la última ‘gran coalición’, diciendo que bajo su liderazgo Alemania disfrutaba del mercado laboral más sólido en décadas y de un presupuesto equilibrado. Añadió que pensionistas y familias se habían beneficiado de ello. “Trabajamos bien juntos”, aseguró.