(Minghui.org) La exposición ‘Real Bodies’ cerró antes de lo programado el 16 de septiembre de 2018 en el Sydney Entertainment Quarter Moore Park. La exposición provocó una protesta pública sobre las preocupaciones éticas de que los cuerpos puedan ser de ciudadanos chinos que no autorizaron su exhibición.

Exigen pruebas de ADN

El último día de la exposición, miembros de Australians Against Bodies Exhibit (Australianos en contra de la exhibición de cuerpos) y de otros grupos convocaron a una conferencia de prensa en la que solicitaron una investigación y que se realicen pruebas de ADN a los cuerpos en exhibición. La plastinación es el proceso de inyectar silicona líquida en los tejidos para preservarlos quitando la piel del cuerpo humano.

El Dr. Huang Wanqing, un chino-estadounidense de la ciudad de Nueva York, participó en la conferencia de prensa para pedir a las autoridades australianas que investiguen los orígenes de los cuerpos de la exhibición, ya que considera que algunos restos humanos pueden ser de su hermano Huang Xiong quien desapareció en China.

El Dr. Huang Wanqing en la conferencia de prensa en Australia sostiene una foto de su hermano desaparecido en China.
El Dr. Huang Wanqing en la conferencia de prensa en Australia sostiene una foto de su hermano desaparecido en China.

Las autoridades del PCCh (Partido Comunista Chino) enviaron a un campo de trabajos forzados al hermano del Dr. Wanqing por apelar a nombre de Falun Dafa en julio de 1999, cuando el PCCh lanzó su persecución a nivel nacional. La última vez que el Dr. Huang Wanqing tuvo noticias de su hermano fue el 19 de abril de 2003, cuando Huang Xiong habría sido enviado a un campo de trabajo forzado o trató de huir de las autoridades.

Después de conocer la historia del hermano del Dr. Huang Wanqing, la señora Qu Xiaojie, quien vive en EE. UU., tuvo el valor de pedir que en la exhibición se busque a su hermano desaparecido. Su hermano, el Sr. Qu Shanming, quien era ingeniero de la Academia China de Tecnología de Vehículos, fue despedido de su cargo en diciembre de 1999 por practicar Falun Dafa y desapareció en Beijing en noviembre de 2003. Su esposa y su hija no han podido encontrarlo desde entonces. Aunque la señora Xiaojie y sus padres viven en los EE. UU., no se habían atrevido a investigar abiertamente por temor a sufrir represalias por parte del PCCh.

Abogado de derechos humanos: la exposición de cuerpos es una prueba del tráfico de órganos en China

David Matas, abogado internacional de derechos humanos nominado al Premio Nobel de la Paz, habla durante la conferencia de prensa en Sídney
David Matas, abogado internacional de derechos humanos nominado al Premio Nobel de la Paz, habla durante la conferencia de prensa en Sídney

David Matas, el reconocido abogado canadiense de derechos humanos y cofundador de la Coalición Internacional para Acabar con el Abuso de Trasplantes en China (ETAC, por sus siglas en inglés), viajó desde Canadá para dar un discurso en la conferencia de prensa en Sídney.

El abogado Matas es coautor, con el exsecretario canadiense para Asia-Pacífico, David Kilgour y el periodista de investigación estadounidense Ethan Gutmann, del libro Bloody Harvest / The Slaughter: An Update (Cosecha sangrienta / La masacre: una actualización), un informe de investigación de más de 600 páginas que fue publicado el 22 de junio de 2016. Matas dijo que existen pruebas convincentes de que los practicantes de Falun Dafa han sido asesinados tanto por plastinación como por la sustracción de sus órganos, y que la exhibición de cadáveres es otra prueba del tráfico de órganos.

David Matas dijo en la conferencia de prensa que exposiciones similares de cuerpos humanos plastinados han sido prohibidas en otras ciudades. También explicó que las exhibiciones de cuerpos provenientes de China han sido prohibidas por jurisdicciones locales en Francia, Israel, así como en Hawai y Seattle (Estados Unidos), y que la República Checa aprobó una legislación para garantizar que dichas exhibiciones sean consideradas ilegales si carecen del consentimiento del donante.

“En Australia estas exposiciones son legales o ilegales. Si son ilegales, obviamente la ley debe ser aplicada. Si son legales, hay una brecha en la ley”, dijo Matas en la conferencia de prensa.

El abogado agregó que a los ojos de la ley “no nos corresponde a nosotros establecer que la fuente de estos cuerpos es indebida. Por el contrario, le corresponde a los expositores demostrar que la fuente de los cuerpos es la correcta. Pero no lo hacen y eso es un problema”. Mencionó que los cuerpos plastinados proporcionan una muestra visible, directa y amplia de los abusos sufridos por las víctimas.

Los medios australianos y todos los sectores de la sociedad prestan atención a la persecución

Poco después de que se inauguró la exposición, hubo una fuerte reacción de los medios de comunicación, de varias organizaciones, así como de grupos de derechos humanos. Su preocupación común era que los cuerpos no provienen de donantes voluntarios y que podían ser de los practicantes de Falun Dafa perseguidos en China, por lo que pidieron una investigación gubernamental y el cierre de la exposición.

El medio de comunicación australiano news.com.au, informó sobre las “graves preocupaciones de que los cuerpos no hayan sido donados de forma libre y voluntaria”, según expresó Sophia Bryskine, portavoz de Médicos contra la sustracción forzada de órganos (DAFOH, por sus siglas en inglés). “Los orígenes de estos cuerpos están en duda y se cree que provienen de China, y podrían ser de presos condenados a muerte o, como sospechan los investigadores independientes, de prisioneros de conciencia torturados: las víctimas más probables son los practicantes de Falun Dafa”.

El periódico The Sun publicó el 9 de abril un informe titulado “TERRIBLES DENUNCIAS. Se sospecha que los cadáveres utilizados en ‘Real Bodies: The Exhibition’ pertenecen a prisioneros políticos chinos que fueron torturados y asesinados”.

The Daily Mail informó el 11 de abril que “La exposición está acusada de usar los cadáveres de prisioneros políticos chinos ejecutados en su impactante exhibición de Real Bodies’”.

El 24 de abril The Guardian publicó “Piden cancelar la exposición Real Bodies por el temor de que sean (cuerpos) de prisioneros ejecutados”.

Un artículo titulado “Petición para que el gobierno prohíba la ‘Brutal’ exhibición de Real Bodies” que fue publicado en The Sydney Morning Herald informó que “Doce expertos en derechos humanos firmaron una carta abierta dirigida al primer ministro Malcolm Turnbull y al ministro de salud de Nueva Gales del Sur, Brad Hazzard, expresando su preocupación sobre cómo fueron adquiridas las exposiciones. El grupo, que incluye abogados y académicos de la Universidad de Sídney, afirma que hay pruebas que sugieren que la exposición está utilizando cuerpos de presos chinos ejecutados, incluidos los de prisioneros políticos”.

BBC Australia publicó el 26 de abril un informe titulado “La exposición ‘Real Bodies’ causa controversia en Australia”, en el que la profesora Maria Fiatarone Singh, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sídney, declaró a la BBC que el origen de los cuerpos -la ciudad de Dalian- es preocupante. La profesora Fiatarone describió a Dalian como el ‘epicentro’ de las ejecuciones de prisioneros asociados con Falun Dafa, una práctica espiritual perseguida en China”.

Los Abogados Australianos de Derechos Humanos (ALHR, por sus siglas en inglés), el Colegio de Abogados de NSW, así como otros profesionales médicos, académicos y organizaciones civiles, enviaron una carta abierta a la primera ministra de NSW, Gladys Berejiklian, pidiendo una investigación inmediata sobre la exposición “Real Bodies”.

Según los médicos y abogados expertos, “… la evidencia creíble sugiere que las exhibiciones pueden ser de cuerpos de los prisioneros de conciencia ejecutados, incluso de practicantes de Falun Dafa, de quienes actualmente hay más de un millón detenidos en China, y de üigures”, dice la carta, citando la actualización de dos meticulosas investigaciones independientes sobre las denuncias de sustracción forzada de órganos a prisioneros de conciencia en China.

Protesta pública

El Sr. y la Sra. Grace (segundo y primera desde la izquierda) sostienen carteles de protesta en contra de la exposición 'Real Bodies'.
El Sr. y la Sra. Grace (segundo y primera desde la izquierda) sostienen carteles de protesta en contra de la exposición ‘Real Bodies’.

La exposición motivó la protesta de australianos preocupados, como el Sr. y la Sra. Grace, quienes son cristianos. Cuando se enteraron de esta exposición en Internet, inmediatamente imprimieron sus propios volantes pidiendo su cierre. Llegaron a Sídney desde Adelaide el día en que se inauguró la exposición. El Sr. Grace sostuvo su cartel de protesta frente a la sala de exposiciones todos los días al salir de su trabajo. La pareja también distribuyó volantes en los vecindarios cercanos a la exposición.

El Sr. Grace dijo que la exhibición de cadáveres es un insulto para la humanidad. Habló con muchas personas que habían visitado la exposición. Algunos de ellos no pudieron dejar de llorar cuando se enteraron. Dijeron que no sabían que la exposición era así.

Además agregó que el asesinato continuará si no detienen la exhibición o prestan atención al asesinato de practicantes de Falun Dafa en China. También espera que la exposición sea cancelada y dará seguimiento a lo que está sucediendo en China.

Geoff, un practicante local, habla con un transeúnte sobre la persecución a Falun Dafa.
Geoff, un practicante local, habla con un transeúnte sobre la persecución a Falun Dafa.

Geoff, un practicante local, estuvo hablando con la gente sobre Falun Dafa afuera de la sala de exposiciones. Dijo: “Hemos recibido comentarios alentadores del público. Mucha gente que pasaba se ha enterado de Falun Dafa. Muchos conductores sonaron su claxon como muestra de su apoyo. Algunos nos mostraban su señal de aprobación. Otros nos saludaban. Un día, un autobús se detuvo frente a mí y la puerta se abrió. Como no estaba en una parada de autobús pensé que el conductor quería saber qué estaba pasando, pero me dio una barra de chocolate. Le di las gracias y el conductor dijo: ‘¡Te agradezco a ti! ¡Gracias por tu arduo trabajo todos los días!’, y los pasajeros del autobús me sonreían. Muchos nos saludaron mientras el autobús se alejaba.

La defensora de los derechos humanos, Josephine Wolansky, apoyando a los manifestantes de la exposición.
La defensora de los derechos humanos, Josephine Wolansky, apoyando a los manifestantes de la exposición.

La Sra. Josephine Wolansky, defensora de los derechos humanos, dijo a los practicantes de Falun Dafa que había estado prestando atención a la situación. Ella piensa que la exposición es repugnante y que es completamente incorrecto exhibir cadáveres. También sabe que el régimen chino arresta a practicantes de Falun Dafa inocentes y que los reeduca en campos de trabajo forzado. Expresó que la exhibición hizo que salieran a la luz más hechos de la persecución y dará seguimiento para apoyar la petición de Falun Dafa.

La Sra. Sapphire Chalmers quedó consternada al saber que la exhibición muestra cadáveres.
La Sra. Sapphire Chalmers quedó consternada al saber que la exhibición muestra cadáveres.

La Sra. Sapphire Chalmers, es enfermera, y dijo que se sorprendió al saber que en la exposición se exhiben cadáveres humanos. Ella sabe que la forma en que estas personas habían muerto fue agonizante. Y aún peor, que sus cuerpos fueron utilizados para hacer negocios. Piensa que quien hizo esta exposición no es diferente de los criminales, y que firmará la petición en línea contra esta exposición e invitará a sus amigos para que la apoyen.

Categorías: Mundo

Video Destacados