Redacción BLes– Una nueva variante del COVID-19 llamada C.1.2 se ha convertido en una nueva preocupación, ya que un estudio ha descubierto que podría ser más infecciosa y moverse “dos veces más rápido” que otras variantes y ser resistente a las vacunas.

Según la cadena australiana Sky News, el C.1.2 se detectó por primera vez en Sudáfrica en mayo de 2021 y desde entonces se ha encontrado en Inglaterra, China, Portugal, Suiza y Nueva Zelanda.

El Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica ha llevado a cabo un estudio y ha descubierto que la C.1.2, que se cree que ha evolucionado a partir de la C.1, tiene “constelaciones de mutaciones preocupantes”.

“El C.1.2 está altamente mutado más allá del C.1 y de todas las demás VOC (Variantes de Preocupación) y VOI (Variantes de Interés) a nivel global, con entre 44 y 59 mutaciones que lo alejan del virus original Wuhan Hu-1”, escribió el instituto en un nuevo estudio preimpreso.

“Actualmente estamos evaluando el impacto de esta variante en la neutralización de anticuerpos tras la infección por el SARS-CoV-2 o la vacunación contra el SARS-CoV-2 en Sudáfrica”, escribieron.

En una serie de tuits del lunes 30 de agosto, el epidemiólogo Eric Ding, de la Federación de Científicos Americanos, detalló numerosos puntos de la nueva variante.

En primer lugar, destacó que la C.1.2 “podría ser más infecciosa y evadir las vacunas”.

Ding dijo que la nueva variante ha “mutado sustancialmente” y se aleja más de las mutaciones del virus original que cualquier otra variante detectada hasta ahora en el mundo.

“La variante C.1.2 ha mutado de algún modo tan rápido y tan lejos que ahora es la variante con más mutaciones encontrada hasta la fecha. Ha mutado a la mayor distancia genética de la cepa original Wuhan 1.0, lo que implica posibles problemas para las vacunas 1.0”, añadió.

Ding dijo que la C.1.2 tiene “una tasa de mutación entre 1,7 y 1,8 veces más rápida que la media de todas las demás variantes”.

“Visualicemos cuánto más lejos y más rápido es la nueva variante #C12: es mucho más rápida en la tasa de mutación y ha ganado la mayor distancia de la cepa Wuhan 1.0 (denotada por la distancia “0”). Esto significa que la #C12 es la más mutante de todas las variantes encontradas hasta la fecha”. continuó Ding.

El epidemiólogo añadió que el estudio encontró aumentos consistentes en el número de genomas C.1.2 en Sudáfrica mensualmente, similares a los aumentos observados con las variantes Beta y Delta allí.

Comparando la C.1.2 con la variante Delta, Ding dijo que la nueva variante de Sudáfrica “también tiene una tasa de vacunación completa muy baja del 8%, pero grandes oleadas pasadas”.

Con la variante C.1.2, COVID-19 sigue siendo una preocupación para la salud pública mundial casi dos años después de la pandemia.

Actualmente hay cuatro variantes preocupantes: Alpha, Beta, Gamma y Delta, y cuatro variantes de interés: Eta, Iota, Kappa y Lambda, en circulación a nivel mundial.

Dan Knight  – BLes.com