Rishi Sunak, el Secretario del Tesoro británico, presentó un nuevo plan de estímulo para la economía con el objetivo de recuperar todo lo perdido por la crisis del coronavirus.

En este plan el gobierno incluyó una fuerte rebaja impositiva; por ejemplo el IVA será cortado del 20% al 5% para el sector hotelero, gastronómico, turístico y del entretenimiento, suprimirá hasta el mes de marzo del año próximo el Impuesto Inmobiliario para valores inferiores a las 510.000 libras. Además, se implementará un programa de empleo juvenil por un monto total de 2 millones de libras.

También se realizarán pagos a todas las empresas que vuelvan a contratar empleados que echaron durante la pandemia, y los mantenga empleados por lo menos un año.

El anuncio se produce a los pocos días de que el Primer Ministro Boris Johnson anunciara un “New Deal” inglés, con una inversión inicial de 5,1 millones de libras en infraestructuras, hospitales y escuelas. El Gobierno británico ha decidido aprobar también un paquete de 3 millones de libras de fomento del «empleo verde» y extender parcialmente otros seis meses el programa de retención del trabajo, con un gasto adicional previsto de 10.000 millones de libras hasta el mes de enero de 2021.

“No permitiremos que sea esta crisis la que nos defina, sino que será nuestra respuesta la que marque la pauta”, declaró Sunak.
Estimaciones del Banco de Inglaterra indican que el PBI podría sufrir una caída de hasta el 14% este año debido a las cuarentenas aplicada entre abril y junio. Además, la OCDE ha estimado que el desempleo se disparó del 3,9% al 15% luego de la pandemia. Estos niveles no se veían desde los años ochenta, y de ahí yace el empeño del Gobierno en dar prioridad a un programa de impulso al empleo para jóvenes de entre 16 y 24 años.

De este nuevo plan podrían beneficiarse 350.000 jóvenes en los próximos meses.

“Los jóvenes siempre pagan el precio de las crisis, pero esta vez corren un riesgo especial porque trabajan en los sectores más golpeados por la pandemia”, recalcó Sunak. “Sabemos también que el desempleo juvenil tiene una impacto a largo plazo en los salarios, y no queremos que algo así suceda con esta generación. Por eso hemos puesto en marcha un plan audaz para proteger el empleo”.

Frances O’Grady, Secretaria General del sindicato TUC, calificó el programa de empleo juvenil del gobierno como un buen primer paso inicial. “Seguiremos de cerca la situación para garantizar que cada puesto de trabajo garantiza la preparación de los jóvenes y tiende un puente hacia un empleo fijo”, enfatizó.

En el Parlamento, el Secretario del Tesoro también puso el énfasis en la necesidad de estimular el alicaído mercado inmobiliario, que entre la pandemia y la cuarentena, ha reducido casi en un 50% sus transacciones.

La rebaja del IVA al sector turístico fue presentado además con un sorpresivo beneficio: descuentos de 10 libras por cabeza por comer fuera de lunes a miércoles. Esto se propuso debido a los problemas que están teniendo los restaurantes para recuperar su actividad normal, especialmente durante los días de semana.

El Gobierno británico, remarcando que la vieja escuela progresista “One-Nation” sigue dominando partes del Partido Conservador, presentó también un plan de rescate del sector artístico y del entretenimiento por valor de 1.400 millones de libras.

La intervención de Sunak fue recibida sin embargo con relativo escepticismo por la oposición laborista. “Lo que esperábamos era un nuevo presupuesto consagrado a la defensa del empleo”, respondió por su parte la laborista Anneliese Dodds.

“Este debería haber sido el día en que millones de británicos, preocupados por sus puestos de trabajo, deberían haber sentido que les quitan un peso de los hombros. Debería haber sido también el día del relanzamiento de la economía británica, y sin embargo hemos comprobado que muchas de las grandes decisiones se han pospuesto”, remarcó la bancada laborista.

Fuente: Derecha Diario