Redacción BLes – El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el pasado miércoles que espera admitir a 3 millones de residentes hongkoneses en Reino Unido como respuesta a las medidas represivas que ha impuesto el régimen chino a través de una nueva ley de seguridad nacional en el territorio.

Johnson anunció en el periódico con sede en Hong Kong, South China Morning Post, que 350 mil residentes de la ciudad que poseen pasaportes extranjeros británicos, así como también unos 2.5 millones de personas que cumplen con el perfil de solicitantes podrán recibir una emisión renovable por 12 meses para vivir en Reino Unido.

La columna de opinión del primer ministro británico hizo referencia a la reciente ley de seguridad impuesta por Beijing en el la Región Administrativa Especial de Hong Kong, la cual pretende prohibir la secesión, el terrorismo y la intervención extranjera, amenazando seriamente su autonomía.

La injerencia política de Beijing en la región administrativa se ha venido haciendo más palpable. Hoy jueves el parlamento de Hong Kong aprobó una polémica ley que castiga hasta con tres años de cárcel a quien se atreva a insultar el himno nacional.

La sesión en la que fue aprobada la medida que se califica como otro intento del Partido Comunista Chino por terminar la semiautonomía de la excolonia británica se vio interrumpida por algunas horas debido a la intervención de un diputado de la oposición.

Entre tanto, Johnson dijo que la “alternativa” para los hongkoneses que temen “perder su estilo de vida” bajo la amenaza del régimen chino podría despejar el paso para la obtención de una ciudadanía británica, sin embargo hasta ahora el primer ministro británico no ha ofrecido detalles.

“Muchas personas en Hong Kong temen que su forma de vida, que China prometió defender, esté amenazada. Si China procede a justificar sus temores, entonces Gran Bretaña no podría, en buena conciencia, encogerse de hombros y alejarse; en su lugar, cumpliremos con nuestras obligaciones y ofreceremos una alternativa”, escribió Johnson.

“Espero que no llegue a ese punto. Espero que China recuerde que tiene responsabilidades que van unidas a la fuerza y el liderazgo”, agregó.

En la columna de opinión, Johnson recalca que el éxito de Hong Kong se debe a que su gente es libre, puede seguir sus sueños y puede escalar tantas alturas como lo permitan sus talentos. Así mismo señaló que los hongkoneses pueden debatir y compartir nuevas ideas amparados por la libertad de expresión.

En ese sentido, dijo que el problema con la nueva ley impuesta en Hong Kong por el Congreso Nacional del Pueblo, en vez de permitir que Hong Kong se auto gobierne a través de sus instituciones, restringe cada vez más sus libertades, recordando que el conflicto viene de la declaración conjunta sino-británica que fue firmada en 1.997, mediante la cual se le otorgó a Hong Kong y a sus ciudadanos disfrutar de cierta autonomía después de dejar de ser una colonia británica.

Las declaraciones hechas por Johnson en el diario hongkonés además despertaron la indignación del régimen chino, el cual, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, criticó a Reino Unido diciendo que debería de abandonar su mentalidad colonial y de la Guerra Fría.

“El Reino Unido ha comentado imprudentemente sobre Hong Kong e hizo acusaciones infundadas para interferir en los asuntos de Hong Kong”, expresó a través de un comunicado el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian.

La jefe ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam también se indignó con los comentarios del Primer Ministro del Reino Unido luego de acusar a los críticos extranjeros como los Estado Unidos, de ser ‘doble cara’ al apoyar las protestas en Hong Kong pero no las de su país.

Acorde a lo recogido por Fox News, las masivas protestas en Hong Kong se reactivaron aproximadamente hace dos semanas luego de que la legislatura china hubiera aprobado el represivo proyecto ley que busca criminalizar los movimientos antigubernamentales.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!