Redacción BLes– Este domingo 6 de diciembre Japón anunció que el ejército francés se sumará a partir de mayo del año que viene a participar de ejercicios militares en tierra y agua para contrarrestar la creciente presencia militar china en la región, reportó Breitbart.

Según los informes de Reuters, uno de los principales objetivos sería proveer ayuda a las islas periféricas deshabitadas de Japón y reforzar la defensa militar contra un posible ataque.

“Queremos demostrar nuestra presencia en la región y enviar un mensaje sobre la cooperación entre Japón y Francia”, dijo el Almirante Pierre Vandier, jefe de personal de la marina francesa. “Este es un mensaje dirigido a China. Este es un mensaje sobre las asociaciones multilaterales y la libertad de paso”.

El anuncio viene luego de que el mes pasado el primer ministro australiano Scott Morrison junto al primer ministro japonés Yoshihide Suga, firmaran en Tokio un nuevo pacto militar que apunta a fortalecer sus relaciones de defensa, sobre todo teniendo en cuenta la amenaza constante del vecino régimen chino.

Beijing reclama soberanía sobre las islas controladas por Japón en el Mar de China Oriental y la incorporación de Francia a la alianza es un claro mensaje de rechazo para el régimen chino y su ambición de controlar la región del Indo-Pacífico.

Le recomendamos:

Con la incorporación de Francia, la alianza que incluye el superior poder militar de Estados Unidos, Australia, Japón, India y el Reino Unido presenta un serio desafío a la dictadura comunista que ahora queda completamente aislada en términos de superioridad en números.

En una declaración del 3 de diciembre de 2020, el Departamento de Estado de EE. UU. dijo que “en gran parte de la región indo-pacífica, el Partido Comunista Chino está utilizando la coacción militar y económica para intimidar a sus vecinos, avanzar en las reclamaciones marítimas ilegales, amenazar las rutas marítimas y desestabilizar el territorio” de China.

“Esta conducta depredadora aumenta el riesgo de errores de cálculo y conflictos. Los Estados Unidos se unen a sus aliados y socios del sudeste asiático para defender un Indo-Pacífico libre y abierto”, dice la declaración.

Bajo el liderazgo del presidente Trump, el alguna vez poder económico incuestionable y político del régimen chino fue diezmado considerablemente y la falsa imagen de “potencia” de Beijing fue revertida.

Por medio de imponer sanciones a funcionarios chinos comunistas involucrados en violaciones a los derechos humanos, de tarifar sus importaciones baratas que destruyen las economías locales y de exponer su responsabilidad por la pandemia, Trump mostró al mundo la verdadera naturaleza perversa del Partido Comunista Chino y estas alianzas en su contra recientes son un claro indicativo de que su fin está por llegar.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com