Redacción BLes“Expertos” del régimen comunista chino ofrecieron a la OMS construir y manejar un sistema de pasaportes sanitarios global para controlar el libre movimiento de la población mundial.

Según Breitbart, en un artículo del medio estatal propagandista chino, Global Times, los “expertos” propusieron crear el sistema para monitorear a las personas vacunadas en tan solo una semana usando su capacidad técnica y experiencia en el ámbito de vigilar cada aspecto de la vida privada de la gente.

“Los expertos chinos señalaron el martes que China puede ayudar compartiendo su experiencia y proporcionando apoyo técnico a la OMS para organizar el asunto”, informó el GT, “ya que China es el país con más experiencia en el uso de un sistema de código sanitario en el mundo, mientras que la OMS es el organizador más adecuado para garantizar la independencia, la imparcialidad y la seguridad de los datos.”

El miércoles 10 de marzo, China lanzó su sistema de pasaportes sanitario dentro de sus fronteras con el que puede saber qué personas han recibido la vacuna contra el virus chino y permitirles o negarles viajar dentro o fuera de China.

El pasaporte sanitario del PCCh es meramente una pieza más del extenso sistema de crédito social que el régimen implementó hace años y desempeña el mismo rol.

En su artículo, el Global Times hasta se jactó de cómo el régimen ha destruido la privacidad y la vida normal de sus ciudadanos.

“Hasta marzo, 13.49 millones de personas han sido clasificadas como poco fiables y se les ha denegado el acceso a 20.47 millones de billetes de avión y 5.71 millones de billetes de tren de alta velocidad por ser deshonestos”, señala la nota del Global Times.

Cabe señalar que la “deshonestidad” en este caso puede haber sido una simple crítica a alguna política del PCCh o por simplemente creer en Dios.

En un reporte anterior, el CEO de una compañía de privacidad de datos, explicó, ante la posibilidad de que se intentara implementar un pasaporte sanitario global, que es virtualmente imposible mantener los datos personales seguros y que indefectiblemente los detalles personales de cada uno se podrían comprar con unos cuantos dólares en Google.

Por encima de todo eso, tener al Partido Comunista Chino, considerado el principal violador de los derechos humanos de nuestra historia moderna, a cargo de los pasaportes sanitarios parece una broma de mal gusto.

Le recomendamos:

“En términos de tecnología, creo que las empresas chinas pueden construir una plataforma internacional en sólo una semana”, afirmó uno de esos ‘expertos’, director de una organización china identificada como “Alianza para el Consumo de Información”. “La OMS puede redactar las normas, los procedimientos y el formato de los datos. China está muy dispuesta a prestar apoyo para compartir la experiencia y las técnicas de creación de dicha plataforma, ya que el país tiene una gran experiencia en este sentido.”

Efectivamente, la experiencia de Beijing se basa en encarcelar disidentes, matar creyentes por sus órganos, torturar a personas inocentes, eliminar minorías no deseadas y realizando abortos forzados.

Aparentemente, la propuesta de Beijing es en respuesta a las declaraciones del jefe de emergencias sanitarias de la OMS, el Dr. Michael Ryan, quien dijo que no era el momento adecuado para un sistema de pasaportes sanitarios.

“La vacunación no está suficientemente disponible en todo el mundo y no está disponible ciertamente sobre una base equitativa”, sostuvo Ryan, lo que llevaría a la “inequidad e injusticia”.

No obstante, las propuestas de Beijing deberían ser preocupantes ya que durante la crisis del virus chino, el mundo vio cómo la OMS encubrió la maldad del PCCh y demostró no ser una entidad independiente.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com