Redacción BLesLa presidente de Taiwán dio un discurso este domingo 10 de octubre durante las celebraciones del Día Nacional reafirmando la determinación de la isla de continuar su independencia de la dictadura del Partido Comunista Chino que ha continuado escalando su retórica sobre unificar la isla.

Si bien Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán, dijo que esperaba que las tensiones con el régimen chino se apacigüe, aseguró que ‘no debería haber absolutamente ninguna ilusión de que los taiwaneses cederán ante la presión’ del PCCh.

“Nuestra posición sobre las relaciones a través del estrecho sigue siendo la misma: ni nuestra buena voluntad ni nuestros compromisos cambiarán”, dijo. “Pedimos que se mantenga el statu quo, y haremos todo lo posible para evitar que se altere unilateralmente”.

El discurso de la líder taiwanesa fue en medio de una demostración de fuerza militar con aviones de combate surcando los cielos de la oficina presidencial y lanzadores de misiles montados en camiones que desfilaron delante del escenario donde hablaba. Aviones con la bandera de Taiwán también volaron por el cielo.

“Seguiremos reforzando nuestra defensa nacional y demostrando nuestra determinación de defendernos para asegurarnos de que nadie pueda obligar a Taiwán a tomar el camino que China ha trazado para nosotros”, dijo Tsai.

“Esto se debe a que el camino que ha trazado China no ofrece ni un modo de vida libre y democrático para Taiwán, ni soberanía para nuestros 23 millones de habitantes”, agregó la presidente.

El discurso de Tsai fue en respuesta a las declaraciones del líder del PCCh, Xi Xinping que dijo el día que ‘la reunificación nacional por medios pacíficos es la que mejor sirve a los intereses de la nación china en su conjunto, incluidos nuestros compatriotas de Taiwán’.

Xi agregó que ‘los que olvidan su herencia, traicionan a su patria y pretenden dividir el país no llegarán a buen puerto; serán despreciados por el pueblo y condenados por la historia’, haciendo una clara referencia a la independencia de Taiwán.

El líder del PCCh también subrayó que la unificación del país es un asunto exclusivamente interno e instó a otros países a no entrometerse, pues no tolerará ningún tipo de “interferencia”.

El pedido de reunificación de Xi este sábado es el último de una serie de acciones del régimen chino para presionar a la isla a ‘unirse’ a la dictadura comunista.

Durante los festejos del primero de octubre que marcaron el aniversario del PCCh, el régimen envió 77 aviones de guerra, algunos incluso con capacidad nuclear, a sobrevolar el cielo de Taiwán en un intento de intimidar.

Según Daily Mail, uno de los periódicos voceros de la propaganda del PCCh, Global Times, publicó este lunes 11 de octubre una editorial en reacción al discurso de la presidente de Taiwán, diciendo que ‘forzar’ la reunificación acelerará el fin de los ‘separatistas’ taiwaneses.

El mismo día, el Ejército Popular de Liberación (EPL) chino utilizó su cuenta de Weibo, una red social china bajo el control del estado, para publicar un video de tropas chinas supuestamente invadiendo una isla, en un intento de demostrar la capacidad del EPL de invadir Taiwán, que no posee ninguna experiencia militar real.

Algunos expertos afirman que estas maniobras forman parte de la táctica del PCCh para distraer a los chinos de la crisis económica y los muchos otros problemas que afectan al país, y despertar el sentimiento nacional para conseguir el apoyo del pueblo, perdido hace tiempo.

Taiwán se ha gobernado autónomamente desde 1949 —cuando las fuerzas nacionalistas del Kuomintang se atrincheraron en la isla huyendo del campo de batalla en China continental— y con un sistema democrático y la preservación de la cultura tradicional ha florecido económicamente.

Lejos de haber conseguido intimidar a Taiwán con sus provocaciones, el PCCh despertó la reacción de sus aliados: Estados Unidos reiteró su ‘interés’ en mantener la independencia de Taiwán y llegó a un acuerdo con el Reino Unido para armar con submarinos nucleares a Australia, cuyas relaciones con China están en su peor momento.

Más recientemente el ministro de exteriores japonés declaró que está analizando cuáles podrían ser las respuestas militares de Japón ante una posible invasión china a Taiwán. Sumado a eso la enemistad que Beijing tiene con India, presentan un escenario muy desfavorable para el PCCh ante un posible conflicto armado.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.