Hasta los -50 grados han llegado a marcar los termómetros en algunas ciudades de Canadá, debido a este motivo es que se han tenido que cancelar conciertos y cerrar estaciones de esquí por la seguridad.

En ciudades como Regina, Winnipeg y Ottawa, incluso las autoridades debieron cancelar los espectáculos con los que iban a celebrar el aniversario 150° del país.

Desde el Ministerio de Cultura emitieron un comunicado donde indicaron que “invitamos a todos los canadienses y visitantes a tener en cuenta las condiciones meteorológicas extremas y a abrigarse convenientemente y prepararse para prevenir la congelación y otras agresiones“.

Además, los eventos de la noche de Año Nuevo tuvieron que ser modificados por las advertencias de alerta de frío extremo por parte de los servicios meteorológicos de la agencia federal Environment Canada.

A través de: Bío Bío Chile.