Redacción BLesUn nuevo pacto militar entre Japón y Australia firmado el martes, alimentó la tensión entre ambos países y el régimen comunista chino, quien no tardó en responder sobre su disconformidad al respecto y además advirtió sobre la peligrosidad que implica haber firmado ese pacto teniendo en cuenta que “es inevitable que China tome algún tipo de contramedidas”.

El primer ministro australiano Scott Morrison junto al primer ministro japonés Yoshihide Suga, han firmado el martes en Tokio un nuevo pacto militar. Acorde a lo reportado por BreitBart, el acuerdo apunta a fortalecer sus relaciones de defensa, sobre todo teniendo en cuenta la amenaza constante del vecino régimen chino.

Los funcionarios australianos destacaron que durante seis años han estado trabajando en conjunto con las autoridades japonesas para firmar este “pacto histórico”. Incluso el ministro de Comercio, Simon Birmingham, aseguró que el nuevo pacto militar de Australia con Japón no debería tener “influencia” en su relación con el régimen chino.

Sin embargo, frente a la tensión comercial creciente entre Australia y Beijing, el nuevo pacto no fue bien recibido por el PCCh.

El Global Times, portavoz oficial del Partido Comunista Chino (PCCh), fue quien alertó a la comunidad internacional cuando el martes publicó expresamente que los aliados de Estados Unidos están “obligando” al régimen a profundizar sus relaciones militares con los países aliados, amenazando con posibles reacciones. 

El PCCh fue determinante al advertir: Australia y Japón “seguramente pagarán el precio correspondiente si se violan los intereses nacionales de China y su seguridad se ve amenazada”. También agregaron que: “Es poco probable que China permanezca indiferente a las medidas de Estados Unidos destinadas a incitar a los países a que se unan contra China a largo plazo”.

Le recomendamos:

Ante las amenazas del PCCh, autoridades australianas aclararon que Australia no tiene inconvenientes en sentarse con China y dialogar sobre estos asuntos y que incluso lo han intentado en reiteradas ocasiones y a través de distintos medios, pero no han tenido respuesta por parte del régimen, según informó el medio australiano News

La administración Trump, viene desarrollando y profundizando las relaciones económicas y militares con los países vecinos de China, entre ellos Australia y Japón. 

A comienzos de octubre, el secretario de Estado, Mike Pompeo, en su visita a Japón se reunió con sus homólogos de Australia, India y Japón, y criticó con dureza al régimen chino El encuentro tuvo como objetivo fortalecer las relaciones de un frente unido y organizado contra el gigante asiático.

Según reportó Reuters, en su primera visita a Asia luego de más de un año, Pompeo solicitó la máxima colaboración de sus aliados contra la creciente influencia regional impuesta por el régimen. El desarrollo de un frente unido en la región asiática avanza y el pacto firmado recientemente entre Japón y Australia lo pone en evidencia.

Andrés Vacca – BLes.com