Redacción BLes-El reciente acuerdo firmado entre las Islas Salomón y China, el 1 de abril, ha despertado la preocupación internacional, tras darse a conocer que, la nación insular del Pacífico Sur permitiría a Beijing establecer una base militar allí, por considerar esta presencia militar una amenaza para la región, informó  AP.

El ministro de Desarrollo Internacional y el Pacífico, Zed Seselja, un día antes de la firma del acuerdo, viajó a las Islas Salomón y se reunió con el primer ministro Manasseh Sogavare, para prevenir que firmara el acuerdo con China, informó el primer ministro australiano, Scott Morrison, el miércoles.

“Hemos pedido respetuosamente a las Islas Salomón que consideren no firmar el acuerdo y que consulten a la familia del Pacífico en un espíritu de apertura y transparencia regional, en concordancia con los acuerdos de seguridad de nuestra región”, dijo Seselja en un comunicado.

La subsecretaria de Estado de EE. UU., Wendy Sherman, ese mismo día, se comunicó con el ministro de Relaciones Exteriores de las Islas Salomón, Jeremiah Manele, para proponerle, el plan de Washington, de reabrir una embajada en la capital, Honiara.

El secretario de Estado de los EE. UU., Antony Blinken, dijo que es necesaria la reapertura de una embajada en las Islas Salomón, antes que China se “introduzca fuertemente”.

Desde que se firmó el acuerdo, dos altos funcionarios de inteligencia australianos, el jefe del Servicio de Inteligencia Secreto de Australia, Paul Symon, y el Director General de la Oficina de Inteligencia Nacional, Andrew Shearer, se han reunido con el Primer Ministro de las Islas Salomón, Manasseh Sogavare.

Morrison dijo que las últimas reuniones entre Australia y las Islas de Salomón eran exclusivamente para plantearle los “riesgos y los asuntos de seguridad, que no solo preocupan a Australia, sino también a las islas, las naciones del Pacífico, de todo el Pacífico”.

En 2019, China había anunciado públicamente sus intenciones de aumentar su cooperación militar en el Pacífico. En ese momento, las Islas Salomón abandonaron las relaciones diplomáticas con Taiwan para unirse a los planes de China, informó Reuters.

Los barcos de la armada China podrían atracar a 2000 kilómetros de la costa australiana, lo que agotaría los recursos de la marina australiana y amenazaría las rutas de navegación desde la costa este de Australia hasta Asia en caso de conflicto, de acuerdo a Sydney Morning Herald.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, acusó la semana pasada a los medios australianos de “difamar a China con ataques infundados”.

Y agregó que otros países “deben ver esto de manera objetiva y razonable, respetar la soberanía y la decisión independiente de China y las Islas Salomón”.

Tras el acuerdo, los buques de guerra chinos podrían detenerse en las Islas Salomón para “reabastecerse logísticamente” y China podría enviar policías, personal militar y otras fuerzas armadas a las Islas Salomón “para ayudar a mantener el orden social”, según el borrador escrito del acuerdo trascendido, a fines de marzo.

Además, China tendría la autoridad sobre la información ha divulgar de los acuerdos de seguridad entre ambos países.

La base militar china en las Islas Salomón pondría en jaque la seguridad de Australia, Nueva Zelanda y de la Isla de Guam, comunicó AP.

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.