Redacción BLesSeis criaturas de la época de los dinosaurios, similares a las anguilas, y dotadas de poderosas hileras de dientes que utilizan para obtener la sangre de sus víctimas, fueron halladas por el guía turístico, Sean Blocksidge, en Margaret River, Australia, tras décadas de búsqueda. 

Las monstruosas criaturas conocidas también como “peces vampiro” han subsistido durante millones de años. Exhiben cuerpos alargados, gelatinosos, cilíndricos, sin escamas y muy resbaladizos, de acuerdo con The Sun del 27 de octubre. 

Al carecer de mandíbulas utilizan su boca especializada en forma de ventosa para alimentarse, succionando la sangre de sus presas hasta quedar satisfecha. En realidad son lampreas de apariencia similar a las anguilas, por lo que pueden confundirse. 

“Fue una especie de momento surrealista. Había oído muchas historias de los veteranos sobre cómo las lampreas solían migrar por miles hacia las cascadas”, explicó el australiano.

Y agregó: “Estoy en el río todos los días de gira con las canoas y siempre espero ver una, pero este fue mi día de suerte. Sí, me emocioné un poco, y también me emocionó saber que siguen aquí”.

Ampliación de las filas de los afilados dientes de una lamprea. (Toma de pantalla: YouTube/Brave Wilderness).

Blocksidge, de 49 años, relató sobre el hallazgo que ocurrió en las cataratas de Yalgardup, mientras guiaba a un grupo de turistas como lo hace habitualmente.

“Miré hacia abajo en el agua y parecía un largo tubo azul sentado en las aguas poco profundas. Me pareció un poco extraño, ya que en realidad no hay basura en el río”, siguió contando. 

También dijo: “Bajé a mirar más de cerca y descubrí otra media docena de ‘tubos’ que intentaban subir por la cascada. ¡Resultó ser la escurridiza lamprea en bolsa que había estado intentando encontrar durante los últimos 20 años!”.

Los turistas que estaban con Blocksidge quedaron impresionados una vez que se les explicó la importancia del hallazgo. 

Estas lampreas de bolsa resbaladiza viven durante sus primeros años en agua dulce, para emigrar luego hasta el mar, donde se alimentan de otros peces durante su vida adulta. Luego vuelven a los ríos para reproducirse y desovar antes de morir.

Por su parte, el investigador principal de la Universidad Murdoch de Perth, Stephen Beatty, celebró el hallazgo de estos peces comentando: “Es estupendo que haya aumentado el conocimiento de este animal tan singular”.

Y agregó: “En términos de importancia evolutiva, son un animal bastante asombroso y tenemos mucha suerte de que una de las especies suba por nuestros ríos en el suroeste”, de acuerdo con ABC. 

Asimismo animó a salir a observarlas: “Animamos a la gente, a los padres y a los niños, a que salgan y cojan una linterna en las tardes lluviosas de invierno: es la mejor oportunidad de verlas”.

No es común encontrar criaturas que hayan persistido en la Tierra desde la época de los dinosaurios, no obstante, recientemente hubo otro hallazgo similar en Arizona. 

Después de una lluvia torrencial de verano en el norte de Arizona, junto al Monumento Nacional Wupatki, reaparecieron unas criaturas de tres ojos llamadas Triops. 

Eran del tamaño de un renacuajo y empezaron a prosperar. Comenzaron a nadar alrededor de un lago improvisado en el campo de pelota ceremonial del monumento, inicialmente una creación del pueblo indígena de Wupatki.

“Sabíamos que había agua en el campo de juego de bolas, pero no esperábamos que hubiera nada vivo en él”, dijo a Live Science Lauren Carter, guardabosques jefe de interpretación del Monumento Nacional Wupatki.

“Entonces un visitante se acercó y dijo: ‘Oye, tienes renacuajos en tu campo de bolas’. Lo cogí con la mano y lo miré y me quedé como ‘¿Qué es eso? No tenía ni idea”, dijo Carter. Y cuando lo buscó, supo que el estanque había acogido a unas criaturas nada ordinarias.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.