Redacción BLes– Un académico y ex diplomático chino advierte a Australia que se convertirá en un objetivo para un ataque nuclear, como represalia por el acuerdo de submarinos de propulsión nuclear que concretó con Estados Unidos y Gran Bretaña. Las amenazas las pronunció durante una entrevista para ABC’s China Tonight.

La furia de Beijing por la nueva alianza se ha intensificado aún más, y esto se palpa en las declaraciones de un alto académico chino, que advirtió que Australia ahora es un objetivo de “guerra nuclear”.

Luego del pacto AUKUS, anunciado la semana pasada, el miembro del PCCh (Partido Comunista chino), Victor Gao, quien es actual vicepresidente del Centro para China y Globalización, dijo sin disimulo, que dicha alianza era una “grave violación del derecho internacional” y que tendrá “profundas consecuencias” para los “descerebrados” australianos.

Estas amenazas las pronunció en respuesta al anuncio del primer ministro australiano Scott Morrison la semana pasada, sobre el acuerdo por el cual adquirirá ocho submarinos de propulsión nuclear, de un valor estimado de unos 4.500 millones de dólares cada uno en el caso de los estadounidenses y 2.600 millones de dólares cada uno en el caso de los británicos, acorde a lo que reportó, el Daily Mail.

Pero los dichos del funcionario del régimen muestran una vez más la naturaleza embustera del Partido Comunista chino (PCCh), ya que durante estos años han incrementado rápidamente el tamaño de su flota naval -incluyendo submarinos de propulsión nuclear-, militarizando islas artificiales en contravención del derecho internacional, al tiempo que reclama territorios en disputa en el Mar de China Meridional.

Parte de sus atropellos, pueden verse también por el avasallamiento que promulgó sobre la democracia de Hong Kong, en donde impuso sus reglas totalitarias, y el acoso a Taiwán, a la que viene amenazando con unificar por la fuerza.

Cuando el presentador de ABC, Stan Grant, le preguntó por qué Australia sería un objetivo nuclear, ya que los submarinos solo tienen propulsión nuclear y no llevan cabezas nucleares, Gao repitió su amenaza: “Cualquier cosa que hagan tendrá una consecuencia, y esta es la más profunda”, dijo.

El acuerdo AUKUS de seguridad histórico en Asia-Pacífico, que se considera un esfuerzo para contrarrestar a China, amenaza la ambición del régimen chino de convertirse en la potencia naval dominante en el Indo-Pacífico.

Entre las críticas que lanzó Gao mencionó los estrechos lazos militares de Canberra con Washington, afirmando que Australia tiene un “tratado de sangre” con EE. UU.

Declaró que “dondequiera que los estadounidenses se encuentren en guerra, los australianos están del lado de los estadounidenses, como si a los australianos no les quedara ningún poder mental, como si sólo tuvieran sus músculos”.

Por otra parte lanzó críticas al presentador de la ABC por referirse a una “invasión” al intento de unificar Taiwán, reiterándole que Taiwán es “parte de China”.

“Escúchame”, dijo, “la reunificación de Taiwán se producirá por medios pacíficos, preferiblemente, y por medios no pacíficos si es necesario”.

Declarando que “ningún país podrá privar a China de su misión de reunificación nacional”. 

“Si el gobierno australiano quiere interponerse en ese camino, adelante, ya verán las consecuencias para Australia”, amenazó.

Días antes a las declaraciones de Gao, el Global Times, brazo propagandístico del PCCh, había publicado un artículo en el que se citaba a un “experto militar chino de alto nivel”, que hacía una amenaza similar.

Respecto del pacto, AUKUS dijo que “esto convertiría a Australia en un objetivo potencial para un ataque nuclear, ya que los estados con armas nucleares, como China y Rusia, se enfrentan directamente a la amenaza de los submarinos nucleares de Australia, que sirven a las demandas estratégicas de Estados Unidos”.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.