Daria Dugin, la hija del más importante asesor de Putin, ideólogo de sus políticas de gobierno y del nacionalismo ruso, fue asesinada en un coche bomba.

Daria Dugin, de 29 años, fue asesinada este sábado en un coche bomba en una carretera en las afueras de Moscú, confirmó este domingo el comité de investigación de Rusia. Darya es la hija del más importante asesor de Vladimir Putin, Alexander Dugin, y se cree que el atentado estaba destinado a él.

Alexander y su hija habían estado en el festival “Tradición“, en la finca Zakharovo cerca de Moscú, donde el filósofo dio una conferencia el sábado por la noche. Después del evento, ambos tenían planificado en su agenda abandonar el lugar en el mismo automóvil, pero a último momento, Alexander Dugin se quedó hablando con algunas personas en la finca y se tomó otro auto unos 20 minutos después, lo cual hizo que en el vehículo atacado solo se encontrara la hija.

En las duras imagenes se ve primero al vehículo detonado y, unos minutos luego, a Alexander llegando al lugar viendo las consecuencias del atentado. En un video que publicó el medio ruso Mash, se lo ve al filósofo putinista agarrándose la cabeza en shock al darse cuenta lo que había pasado.

¿Quién cometió el atentado? Las principales teorías apuntan a Ucrania

Según la primera investigación, las autoridades rusas confirmaron que se había colocado un artefacto explosivos debajo del automóvil que conducía Daria Dugin, que se detonó remotamente.

El nivel de tecnología utilizado y el contexto de guerra llevó a que automáticamente el principal sospechoso sea Ucrania. Dugin había sido uno de los principales justificadores de la invasión de la región del Donbás y su hija recientemente había viajado a Ucrania para mostrar las zonas conquistadas.

Todas las señales apuntan a que fue un atentado de la Dirección Principal de Inteligencia (GUR, por sus siglas en ucraniano), aunque también se sospecha que pudo haber sido un ataque interno del Kremlin, y que pudo haber sido emulado como un ataque ucraniano aprovechándose del contexto.

Daria Dugin había estado escalando en los rangos del Kremlin y estaba creando su propia facción dentro del gobierno ruso. No se puede descartar, por el momento, que alguno de los tantos enemigos internos de Putin haya decidido ejecutar el ataque.

Mikhailo Podolyak, el principal asesor del presidente ucraniano Volodimir Zelénski, armó una conferencia de prensa poco después de que se viralizara el video de su muerte para decir públicamente que “Ucrania no tiene nada que ver con la muerte de la hija de Alexander Dugin“.

“Ucrania, por supuesto, no tiene nada que ver con esto, porque no somos un estado criminal, que es la Federación Rusa, y mucho menos un estado terrorista”, remató.

Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, dijo en una publicación de Telegram que si se encontrara algún vínculo con Ucrania, equivaldría a “terrorismo de estado” y que Rusia “tomaría cartas en el asunto”.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.