EEUU teme que Afganistán se vuelva proveedor de armas a sus enemigos, no descarta un ataque aéreo para destruir suministros

Los talibanes tienen el control del armamento que Estados Unidos suministró al ejército afgano a lo largo de 15 años (entre 2002 y 2017). La peligrosidad de esta agrupación fundamentalista islámica se potencia al conocer cuan dotado está de material bélico.

«Todo lo que no ha sido destruido es ahora de los talibanes», dijo un funcionario estadounidense a Reuters, que habló bajo condición de anonimato. Y es que la toma de estas armas representa un fracaso para el Gobierno de Joe Biden, habría dotado a los terroristas de las armas necesarias para reprimir a quienes no logran salir.

Un total de 28000 millones de dólares en armamento habría entregado Estados Unidos al ejército de Afganistán en los últimos tres lustros. Esto incluye alrededor de 600.000 rifles de asalto, unos 2000 vehículos blindados y 40 aviones, incluidos los Black Hawks, según los últimos informes.

Esto ha causado indignación entre actores políticos, porque trasciende la crisis en Afganistán. Podría volver al Talibán un proveedor y exportador de armas para fuerzas armamentistas enfrentadas a Occidente.

De acuerdo con el informe del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR), citado por The Epoch Times, solo entre 2017 y 2019, Estados Unidos entregó 7035 ametralladoras, 4702 Humvees, 20040 granadas de mano, 2520 bombas y 1394 lanzagranadas.

Además del arsenal, también fueron entregadas 62000 piezas de equipo de comunicación y 16000 gafas de visión nocturna, con las cuales se ha visto al Talibán burlarse del ejército americano en fotos imitándolos.

«Esto representa una amenaza significativa para Estados Unidos y nuestros aliados», dijo a Reuters el representante Michael McCaul, principal republicano del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

EEUU no descarta ataques aéreos para destruir armamento

Estados Unidos no ha descartado un ataque aéreo para destruir los equipos más grandes y de esa manera evitar un enfrentamiento armado. No obstante, todavía no se ha confirmado dado el riesgo que implicaría para la población civil que todavía está siendo evacuada.

Sumado a eso, ya hubo un primer atentado suicida en el aeropuerto de Kabul que ha sumado hasta ahora 160 muertos, entre ellos 13 soldados americanos. Con lo cual cualquier intervención podría generar secuelas y posiblemente hasta ataques contra civiles e uniformados.

Senadores republicanos exigen «recuento completo» de armas

Ahora el Gobierno de Joe Biden enfrenta, además de la crisis en Afganistán, a la oposición en casa. El miércoles 25 de agosto más de dos docenas de senadores republicanos exigieron un «recuento completo» de las armas que se han incautado y de los planes que existen para recuperarlo.

«Es inconcebible que el equipo militar de alta tecnología pagado por los contribuyentes estadounidenses haya caído en manos de los talibanes y sus aliados terroristas», dijeron los 25 senadores al secretario de Defensa Lloyd Austin.

Lo que más preocupa a los senadores conservadores es el control que tiene los talibanes sobre las aeronaves. Estados Unidos dio a las fuerzas afganas más de 200, según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de Estados Unidos (GAO).

También le recomendamos: ¿Por qué el Pentágono publicó esta controvertida imagen? (Video)

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Entre las aeronaves había Black Hawks, que se suponía que eran la mayor ventaja del ejército afgano sobre los talibanes. De modo que los legisladores saben cuan abastecidos están y por ende la amenaza que representan.

Del total de aeronaves (200), se estima que un cuarto (50) fueron utilizados por pilotos afganos para escapar de los talibanes. Esto significa que 150 todavía están bajo el control de los talibanes.

Y en caso que forjen alianzas con otros países y organizaciones terroristas, estos también podrían tener acceso.

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com