Redacción BLes – Bajo la excusa de la pandemia y los supuestos protocolos, el gobernador de una provincia de Argentina fue noticia otra vez por perseguir y aterrorizar a la gente usando las tácticas aprendidas de los líderes del régimen comunista chino con quien mantiene una estrecha relación.

Esta vez una investigación de un medio nacional reveló que las mujeres embarazadas en la localidad del interior Las Lomitas, tienen que huir y esconderse en el monte, donde reciben ayuda de la comunidad nativa para evitar que las autoridades, por orden del gobernador Gildo Insfrán, les hagan una cesárea forzada y les lleven sus recién nacidos.

La cadena de noticias TN realizó el informe y entrevistó a un grupo de mujeres embarazadas escondidas en el monte que dieron su testimonio cubriendo su cara para no ser identificadas en la provincia de Formosa, ubicada en el extremo noroeste de Argentina.

“Hace mucho que estamos acá y le tenemos miedo a la policía. Cuando nos llega el día, llegan a las 2 o 3 de la mañana, vienen a buscarnos con caballos”, contó una de las mujeres, visiblemente aterrada.

Emiliana, de 22 años, fue madre hace poco y la policía la separó de su hijo recién nacido. “A la tarde me vinieron a ver y me contaron que a la beba la tenían que derivar a Formosa. Me pusieron un inyectable y cuando me desperté estaba sola en la habitación”, recordó la joven madre.

Estas mujeres explican que existe una extensa persecución por parte del gobierno provincial y en su testimonio piden ayuda desesperadamente.

En el reporte del diario Clarín, las autoridades de Formosa explican que es parte del protocolo llevarse los hijos por separado y argumentan que es una medida de “prevención”.

Sin embargo, según elPaís.com, un medio digital español, Formosa solo registra 807 personas contagiadas y 9 muertes por el virus PCCh desde que comenzó la pandemia, ciertamente una cifra lejos de justificar el atropello con algo tan delicado como el nacimiento de un bebé que necesita estar en contacto con la madre apenas sale del útero.

Medidas desenfrenadas, injustificadas y autoritarias

En diciembre de 2020, Formosa fue noticia por reiteradas denuncias de que mantenían a personas que supuestamente estuvieron en contacto con alguien infectado del virus chino, aisladas por más de 24 días en “centros de aislamiento”.

Estos centros improvisados en escuelas no cumplen con ninguno de los objetivos de “aislar”: 4 personas amontonadas en habitáculos pequeños y largas filas para usar un baño entre decenas de personas.

Por encima de esto, todas las personas detenidas allí, dieron negativo al test del virus chino hasta 4 veces durante su detención pero no fueron liberados, como si fueran criminales.

Sandro Cabana, un electricista de 25 años, que fue llevado de su casa por la policía a uno de estos centros, dijo: “Nos mintieron. Dijeron que en dos o tres horas ya estaríamos de vuelta en la casa, pero nos llevaron a un centro de aislamiento donde nos quedamos 24 días, con tres hisopados negativos”.

María Laura Rodríguez y sus dos hijas, de siete y ocho años, cuenta que la policía fue a buscar a su familia pasada la medianoche después de que su marido diese positivo en un test.

A él se lo llevaron en ambulancia, aunque era asintomático, y a ellas en un minibús en el que entre la una y las cuatro de la madrugada fueron casa por casa recogiendo a otros contactos estrechos. “Mi hija se asustó mucho cuando vio que a su papá se lo llevaban a otro lado y preguntaba por qué no la dejaban dormir. Fue muy estresante”, recuerda.

“En el centro de aislamiento compartimos baño con 30 personas. ¿Cómo se garantiza así la higiene para evitar la propagación del virus?”, se cuestionó la Sra. Rodríguez.

El perfil de un dictador entrenado por el régimen comunista chino

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, es miembro del Partido Justicialista, el cual fue fundado por Juan Domingo Perón, un admirador del dictador Mao Zedong, quien calificó como un “ejemplo” a la revolución comunista china, en la que se asesinaron a millones de personas.

Insfrán inició su activismo político en el Partido Comunista Revolucionario, para después afiliarse al Partido Justicialista que también tiene sus raíces en el maoísmo.

En 2003 reformó la Constitución provincial para poder ser reelegido indefinidamente.

Hoy hace 25 años que es gobernador de la provincia más pobre de la Argentina, con casi la mitad de su población viviendo en condiciones de pobreza extrema.

En agosto de 2020, Insfrán participó de una reunión virtual con líderes del Partido Comunista Chino, donde supuestamente intercambiaron “consejos” sobre el “modelo” político para combatir la pobreza, una premisa altamente falsa ya que uno gobierna la provincia más pobre de su país, y los otros un país con un 80% de la población pobre.

Según Infobae, un medio digital argentino, desde 2016 que el Partido Justicialista envía delegaciones de políticos para “capacitarse” y “conocer de primera mano el régimen político y económico del gigante asiático”.

Basados en estas “capacitaciones” pareciera que Gildo Insfrán ha aprendido bastante bien cómo reprimir a la gente y perpetuarse en el poder, del mismo modo que los líderes del PCCh.

Te recomendamos

Similitudes entre la dictadura comunista china y el régimen de Insfrán

Las cesáreas forzadas a las mujeres en Formosa presentan una marcada similitud con la práctica con los abortos forzados llevados a cabo por el régimen chino bajo la política de un solo niño, que supuestamente fue abolida hace unos años atrás, y las esterilizaciones de las mujeres uigures en la provincia de Xinjiang.

Salvando la diferencia del objetivo de cada uno, en ambos casos se viola algo tan sensible como la vida que una mujer lleva en su vientre, como también su privacidad y el trauma que genera en una persona es una cicatriz de por vida.

Las detenciones injustificadas bajo el pretexto de la pandemia de Insfrán, resultan muy parecidas a los arrestos arbitrarios en China, una táctica usada para intimidar a la gente y generar miedo en la población, con el claro mensaje de “nunca desafiar la autoridad del gobierno”.

La reforma de la Constitución de Insfrán para ser reelegido indefinidamente, es una característica comunista china, donde desde 1949 que no hay más elecciones y el poder se pasa entre facciones del PCCh.

Usar el sentido de patriotismo para manipular las fuerzas armadas

Todas las dictaduras históricas, como el Nazismo, el maoísmo, el leninismo, etc., siempre apelaron al sentido del patriotismo para poder manipular a aquellas personas que sienten que están defendiendo su “país”, o cumpliendo con una meta altruista como fuerza motriz motivacional.

Para ese fin, también tiene que haber un contexto donde el dictador pueda difamar al grupo a ser perseguido. Hilter lo hizo con los judíos, Jiang Zemin del PCCh con los practicantes de Falun Dafa, y también Insfrán bajo la pandemia contra aquellos que se le opusieron.

En un video filtrado recientemente, una persona logró grabar el momento en que la “policía de Gildo” entrenaba con un cántico que decía:

“Un, dos, tres. Abran paso y presten atención, que aquí viene lo mejor de lo mejor.

DDR (Destacamento de Desplazamiento Rápido) va a pasar.

Gildo en Formosa va a triunfar”.

Insfrán utilizó a la DDR para reprimir violentamente las protestas que llevaron a cabo la semana pasada cuando la gente tomó las calles después que el gobernador anunciara que la provincia volvería a la fase 1, de total cuarentena.

Sin embargo, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, elogió al dictador de Formosa, diciendo cosas como “es uno de los mejores políticos y seres humanos”, dando su apoyo a pesar de los abusos de poder y de la extrema pobreza de la provincia de Formosa.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com