“Convertir a Nueva York en ruinas” figura como una de las amenazas a EEUU por parte de grupos ligados al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica. Hace pocas semanas, el Departamento de Manejo de Emergencias de la ciudad recomendó cómo sobrevivir a un ataque nuclear en tres pasos.

El tema de la creación de armamento nuclear por parte de Irán vuelve a cobrar protagonismo en medio de un escenario internacional convulsionado. Esta vez, el jefe de la Organización de Energía Atómica del país del Medio Oriente admitió que «tienen la capacidad técnica para crear una bomba», aunque «ese programa no está en la agenda». En Estados Unidos no subestiman al enemigo. Hace pocas semanas, la ciudad de Nueva York publicó un manual para enfrentar una ataque nuclear, y justo ahora recibe desde Irán una amenaza de este tipo.

Esté o no en la agenda resulta igual de alarmante para Occidente, especialmente para Estados Unidos, que prefiere seguir apelando a conversaciones poco efectivas en el marco del pacto nuclear firmado en 2015. No solo eso, el exhorto de especialistas al Gobierno demócrata pasa por exigir transparencia al régimen islámico y evitar cometer los mismo errores que llevaron al expresidente Donald Trump a denunciar las fallas del acuerdo y, por ende, a retirarse.

Las declaraciones del funcionario iraní no llegaron solas. Un video difundido en redes sociales muestra la estructura nuclear que hoy tiene el país junto a imágenes del presidente de EE. UU., Joe Biden, y una grave advertencia.

«Convertir a Nueva York en ruinas infernales»

«En caso de estupidez de los Estados Unidos o el régimen sionista (de Israel), la República Islámica de Irán, en el menor tiempo posible, comenzará a construir bombas atómicas», dice el enunciado de un video difundido en Telegram por el canal Bisimchi Media.

Según Iran International, medio con sede en Londres, el grupo posee conexiones con el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, considerada una organización terrorista por EE. UU. y Reino Unido.

“Las instalaciones nucleares de Fordow se han construido en las profundidades de las montañas de Irán y están protegidas contra bombas rompetrincheras e incluso explosiones nucleares… Todas las infraestructuras necesarias para la ruptura nuclear se han preparado en ellas”, menciona el video de acuerdo con la traducción de dicho medio.

Pero no termina ahí. También asegura que los misiles balísticos de Irán tienen la capacidad de “convertir a Nueva York en ruinas infernales”. Al respecto, hay una casualidad nada desestimable mencionada por el New York Post. Hace pocas semanas, el Departamento de Manejo de Emergencias de la ciudad de Nueva York publicó un video en su canal de YouTube sobre qué hacer si la Gran Manzana sufre un ataque nuclear.

60 % de pureza

Otra de las preocupaciones de que Irán construya una bomba atómica son justamente sus nexos con el terrorismo y el carácter totalitario del régimen islámico. A inicios de 2021, el entonces secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, aseveraba que el país del Medio Oriente se había convertido en «refugio a los principales líderes del grupo terrorista mientras planean ataques contra Estados Unidos y sus aliados».

Esto, sumado al enriquecimiento de uranio al 60 % de pureza (se necesita 90 % para la creación de una bomba) es otro tema que preocupa en el actual escenario geopolítico saturado por la guerra en Ucrania iniciada por Rusia, así como las tensiones entre China y Taiwán. Como si no fuera suficiente, estos tres países con intereses expansionistas estrechan cada vez más sus vínculos con América Latina para estar más cerca de Washington.

El Plan de Acción Integral Conjunto fijaba un límite de 3,67 % para enriquecimiento de uranio en Irán. Mientras que las reservas solo podían llegar a 202,8 kg. Respecto a este segundo indicador, hasta mayo de este año Irán acumulaba 3.809,3 kg, según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Es decir, superó 18 veces lo permitido para sus reservas.

Las amenazas de una bomba atómica por parte de Irán continúan mientras la atención mundial tiene puestos los ojos en resolver la falta de combustibles y de materias primas derivados de la invasión ordenada por Vladímir Putin en la vecina Ucrania.

Por Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.