Redacción BLesEste lunes 9 de agosto, autoridades italianas interceptaron en Milán un sobre dirigido al Papa Francisco que en su interior contenía tres balas, informó el medio italiano Corriere della Sera.

Los agentes del Comando Provincial de Carabinieri dijo que el sobre fue enviado desde Francia y que tienen identificado a un sospechoso que fue señalado por los empleados de la oficina postal de la pequeña localidad de Peschiera Borromeo, el domingo por la noche.

Según las primeras pesquisas, se trataría de una persona ya conocida por los gendarmes vaticanos, con quienes los carabineros de Milán coordinarán datos y antecedentes para ejecutar los próximos pasos.

Según los medios locales, dentro del sobre, había tres perdigones tipo Flobert, calibre 9 milímetros.

No había remitente pero sí destinatario: il Papa, Città del Vaticano”, escrito con un bolígrafo. 

El sello de la carta es francés y en el sobre también habría una copia de un depósito de 10 euros, pero no se sabe para qué y bajo qué circunstancias se habría hecho.

El diario Corriere della Sera aporta un dato: la misiva tenía además un mensaje relacionado con el juicio iniciado en el Vaticano el 27 de julio contra diez personas, entre ellas un cardenal, por supuestas irregularidades en la compra de propiedades del Vaticano. 

Le recomendamos: Se FILTRÓ quién es el nuevo LOBBISTA de Huawei… Una pista, es demócrata

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Escandaloso Juicio penal en el Vaticano

El juicio penal que se inició el 27 de julio es el más escandaloso en la historia del Vaticano. 

La ‘cara visible’ del escándalo es el cardenal italiano Giovanni Angelo Becciu, acusado junto con nueve funcionarios más, especuladores financieros y abogados de haber cometido delitos por malversación de fondos, abuso de funciones, fraude, extorsión y blanqueo de capitales. 

El cardenal  Giovanni Angelo Becciu, quien oficiaba hasta hace poco de Secretario para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, nombrado por Francisco, decidió invertir 200 millones de euros en 2014 en la compra de un edificio de lujo en Londres que había sido depósito de las tiendas Harrods. Pero según los registros, el edificio en cuestión fue comprado 3 veces por la Secretaría de Estado del Vaticano.

La operación demostró ser una pesadilla por los intereses que se desataron, hasta hacer estallar el peor escándalo de corrupción en el Vaticano en los últimos 30 años, o al menos el más mediático.

Pasada esta primera instancia, el juicio continuará el próximo octubre.

El promotor de Justicia del Vaticano Gian Piero Milano, comenzó su investigación en 2019 y en su informe detectó “graves indicios” de corrupción en un caso de inversiones inmobiliarias.

Celeste Caminos– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.