Altos funcionarios diplomáticos iraníes afirman que su país está cada vez más cerca de restablecer relaciones con Arabia Saudita, reabriendo sus respectivas embajadas y poniendo fin a la guerra fría de Medio Oriente.

A principios de enero de 2022, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, declaró públicamente su disposición a restablecer las relaciones con Arabia Saudita, relaciones que se deterioraron fuertemente hasta ser cortadas en 2016.

Amirabdollahian, diplomático de carrera, ex-embajador de Irán en Bahréin y PhD en Relaciones Internacionales, oficializó que están en diálogo activo con los saudíes y que los representantes iraníes en la Organización de Cooperación Islámica viajarán a la ciudad saudí de Jeddah para negociar.

Los dichos del canciller iraní fueron exaltados y defendidos este 15 de enero por Ahmad Rahimi Jahan Abadi, miembro del Comité de Política Exterior y Seguridad Nacional de Irán, quién comunicó que tanto Irán como Arabia Saudita están preparándose para reabrir sus respectivas embajadas en Riad y Teherán.

En los últimos años las relaciones entre ambas potencias regionales fueron en picada, fundamentalmente por motivos religiosos, ya que los iraníes mantienen el liderazgo del islam chiíta y los saudíes el del islam sunnita, provocando una suerte de guerra fría entre ambas potencias del Medio Oriente que pasaron a apoyar en múltiples conflictos a bandos contrapuestos.

Finalmente, en 2016 los vínculos bilaterales fueron cortados tras el asesinato en Arabia Saudita del jeque Nimr al Nimr, quién era un clérigo chiíta saudí, situación que causó un asalto a la embajada saudí en Teherán, capital iraní. El asalto provocó que el gobierno saudí de sede en Riad retire a su embajador, medida replicada por Irán.

Fuente: Derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.