Redacción BLes – El gabinete federal alemán aprobó una ley que criminaliza las listas en las que aparecen los nombres de  las personas que sean posibles objetivos de intimidación o acciones violentas, al ser  consideradas ‘enemigas’, incluyendo comentarios llenos de odio y amenazas de muerte por sus acciones.

“Tenemos que proteger mejor a las personas del odio y la agitación”, dijo la ministra federal de Justicia, Christine Lambrecht, según el medio alemán Tagesschau del 17 de marzo. 

La legislación penaliza a quienes sean descubiertos distribuyendo datos personales de otras personas, generalmente políticos, que las puedan poner en peligro por lo que podrían ser condenadas a penas de hasta dos años de prisión o a una multa.

La pena podría llegar hasta el máximo de tres años de prisión, si los datos son reservados y no están disponibles públicamente, como es el caso de la información que recolectan las bases de datos restringidos.

Esta disposición del gobierno alemán está muy enfocada a la protección de los personajes políticos, quienes suelen ser parte de campañas represivas que atentan contra su honra y hasta contra su vida.  

“Por otra parte, es característico de las ‘listas de enemigos’ que los datos personales se difundan en un contexto que desencadena la incertidumbre o el miedo y se percibe como una amenaza, mientras que normalmente no se hace referencia a un acto ilegal concreto”, contiene el texto de la nueva ley.

Estas listas no son tan raras ni pertenecen al pasado, ni se restringen a países remotos. En Estados Unidos salió a la superficie este polémico sistema de posibles represalias poco después de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. 

La representante demócrata por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, fue una de las que escribió un mensaje en el que preguntaba si alguien estaba registrando a quienes defienden la integridad del proceso electoral estadounidense, en un tuit del 6 de noviembre.

En el mismo tuit preveía que muchas personas ocultarían su adhesión a la integridad electoral y deberían ser enlistadas.

Le recomendamos:

“¿Alguien está registrando a estos aduladores de Trump para cuando traten de restarle importancia o negar su complicidad en el futuro? Preveo una probabilidad decente de muchos tuits, escritos y fotos borrados en el futuro”, tuiteó Ocasio-Cortez. 

Este mensaje es tomado como un intento de amenaza enviado por Ocasio-Cortez, para intimidar a los estadounidenses que trabajan para proteger la integridad del proceso electoral, consideró Bronson Stocking, editor de Townhall, el 6 de noviembre. 

Asimismo, el abogado y escritor Will Chamberlain criticó el mensaje de Ocasio-Cortez.

“La izquierda pasó cuatro años gritando que Trump era un fascista. Y sin embargo, en el momento en que piensan que va a perder, están escribiendo listas de personas para despojarlas de sus derechos y propiedades”, tuiteó.

José Hermosa – BLes.com