Redacción BLes–El principal experto en salud pública de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci, admite que el virus PCCh (COVID-19) puede haber surgido de forma no natural, y se manifiesta a favor de una investigación abierta.

Durante un evento que recibió poca atención de los medios de comunicación este mes, Katie Sanders de PolitiFact confrontó a Fauci con las diversas teorías en torno al origen del virus del Partido Comunista Chino (PCCh) o coronavirus. La periodista le preguntó si “sigue confiando en que se desarrolló de forma natural”, a lo que el asesor sanitario de la Casa Blanca respondió: “En realidad, no”.

“No estoy convencido de ello, creo que debemos seguir investigando lo que ocurrió en China hasta que sigamos averiguando lo mejor posible lo que ocurrió”, dijo Fauci.

Al decir que cree en la posibilidad de un perfil no natural del virus PCCh, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) apoya cualquier investigación sobre su origen.

“Ciertamente, las personas que lo investigaron dicen que probablemente fue la aparición de un reservorio animal que luego infectó a los individuos, pero podría haber sido algo más, y tenemos que averiguarlo. Así que, ya sabes, esa es la razón por la que dije que estoy perfectamente a favor de cualquier investigación que busque el origen del virus.”

Le recomendamos: El ENEMIGO más TEMIDO del GLOBALISMO

Ad will display in 09 seconds

El año pasado, el ex presidente Donald Trump y muchos republicanos fueron de los primeros en introducir la teoría de que el virus CCP podría haber escapado de un laboratorio en Wuhan, China. Desde entonces, el 45º presidente se refirió al virus que causó la pandemia aérea como “virus chino”, afirmando que tenía acceso a algunos documentos confidenciales que respaldaban su afirmación, pero que “no se le permitía” hablar de ellos.

Desgraciadamente, la teoría de la fuga del laboratorio fue posteriormente descartada por la corriente principal como una mera teoría de la conspiración. Del mismo modo, el término de Trump sobre la enfermedad transmitida por el aire fue criticado por incitar al odio hacia los asiático-americanos. Esta discriminación podría seguir encendida, ya que es un hecho probado que el virus CCP surgió por primera vez en China.

El 30 de marzo, la OMS publicó un informe en el que afirmaba que la posibilidad de que el coronavirus se hubiera escapado de un laboratorio de Wuhan era “extremadamente improbable”, una conclusión que muchos funcionarios estadounidenses seguían dudando, incluido el Secretario de Estado Anthony Blinken.

“Creo que China sabe que en las primeras etapas de COVID no hizo lo que tenía que hacer”, dijo el Sr. Blinken en una aparición en el programa Meet the Press de la NBC. “Uno de los resultados de ese fracaso es que el virus se descontroló más rápidamente y con resultados, creo, mucho más atroces de lo que podría ser en otras circunstancias”.

A mediados de mayo, tanto Blinken como Fauci recibieron cartas de muchos miembros del Partido Republicano en las que se pedía que se prestara mucha atención a la aclaración de los antecedentes precisos del Covid-19.

Laura Enrione – BLes.com