Redacción BLes– Según las autoridades, un politólogo sospechoso de ser agente secreto de China ha sido acusado en Alemania.

Sólo puede ser identificado como Klaus L. en respeto a la ley alemana de medios de comunicación.

La fiscalía confirmó el martes 6 de julio que el sospechoso lleva casi una década prestando servicios secretos a través de su alto cargo en un grupo de reflexión con sede en Múnich, informó el diario Independent.

El hombre comenzó a dirigir un grupo de reflexión política en 2001, donde pudo acumular influencia y conexiones de autoridad que le dieron una ventaja como candidato valioso para el trabajo de doble agente.

Los fiscales dijeron que fue reclutado por el gobierno chino en 2010 mientras estaba en un viaje de conferencias a Shanghai. Desde entonces, Klaus L. ha estado viajando entre ambas naciones hasta 2019.

Aprovechando sus puestos de trabajo, se aprovechaba de las relaciones políticas de alto rango que podía establecer para obtener información política en Alemania.

La fiscalía añadió que por los detalles que pudo extraer, Klaus L. recibiría dinero a cambio, junto con viajes a China para reunirse con algunos de sus funcionarios.

Le recomendamos: Trump LANZA un ARSENAL DE BOMBAS – ELECCIONES, ESTADO PROFUNDO y ¡MUCHO MÁS!

Ad will display in 09 seconds

Aparte de su grupo de reflexión, el sospechoso también trabajó con la Fundación Hanns Seidel, que es una fundación de investigación política asociada a un partido y financiada con dinero de los contribuyentes en Alemania. La organización está estrechamente vinculada a la Unión Social Cristiana, partido hermano bávaro de la canciller Angela Merkel.

La fundación dijo que “no tenía conocimiento alguno” de la ocupación secreta del hombre, reseñando que se había retirado hace una década.

Asimismo, el científico de 75 años también habría sido espía de los servicios de inteligencia extranjeros alemanes (BND) durante unos 50 años, a los que proporcionaba información de los contactos profesionales más importantes que tenía. Según RTE, ha dejado de trabajar para la agencia, pero el medio no dijo cuándo se retiró de ella.

Una fuente anónima reveló que Klaus L. discutió la oferta china inicialmente con el BND, pero luego guardó silencio sobre su posterior interacción con el gobierno asiático.

No está claro si la operación china conocía el papel del académico en el BND cuando lo reclutó.

Fue detenido en noviembre del año pasado cuando él y su esposa se dirigían al aeropuerto de Múnich de camino a Macao para una reunión con agentes de la inteligencia china.

Laura Enrione – BLes.com