Redacción BLesUna reconocida académica de Nueva Zelanda, especialista en política interna china, ha denunciado que su cuenta de Twitter ha sido restringida temporalmente por el gigante de las redes sociales luego de que criticara al líder del régimen chino, Xi Jinping. 

Anne-Marie Brady, profesora de la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda, es experta en el estudio del régimen chino y ha denunciado en reiteradas ocasiones como éste utiliza su influencia política para ejercer poder y presión en todo el mundo.

Brady la semana pasada publicó algunos tuits con críticas por las celebraciones del centenario del Partido Comunista Chino (PCCh), haciendo referencia tanto a la polémica por los festejos como a la poca convocatoria lograda en los eventos públicos. 

En uno de los tuit, Brady sugirió un titular alternativo para un artículo de noticias sobre las celebraciones: “Xi: es mi fiesta y lloraré si quiero”, escribió.

Más  tarde, Twitter marcó los tweets como “no disponibles” y la cuenta se restringió durante todo el fin de semana mientras se desarrollaban los festejos en China, el lunes la cuenta fue reestablecida, según reportó Breitbart News.

Edward Lucas, un periodista con miles de seguidores, tras conocerse la censura sobre la cuenta de Brady publicó: 

“Esto es muy grave, @anne_mariebrady es una de las mejores investigadoras de China del mundo. Esto es lo que acaba de hacer Twitter. Y tampoco puedes buscarla. (ver más abajo, también) Un ejemplo perfecto de cómo el PCCh ejerce su control sobre nuestros sistemas políticos”.

Cuando su cuenta fue reactivada, Brady escribió: “Parece que @Twitter olvidó brevemente que no trabajan para Xi Jinping”.

Le recomendamos: ¿ESPAÑA va hacia una DICTADURA? | SÁNCHEZ va por la PROPIEDAD PRIVADA y las LIBERTADES

Ad will display in 09 seconds

Recientemente publicó una breve reflexión acerca de la democracia, haciendo referencia a que por lo general la damos por sentada, como un hecho indiscutible y que “siempre estará disponible para nosotros”. Pero evidentemente las libertades que otorga la democracia, como la libertad de expresión, están siendo socavadas fácilmente gracias a los grandes monopolios tecnológicos que dominan las plataformas de redes sociales como Twitter, Facebook, Youtube y algunas otras. 

Twitter y otras redes sociales han sido criticadas en el pasado justamente por tomar partido por el PCCh en determinadas situaciones críticas, en lugar de defender las libertades, la democracias y en todo caso permitir la condena y las denuncias que prueban las atrocidades cometidas por el régimen comunista. 

El Instituto Australiano de Estrategia Política (ASPI por sus siglas en inglés) publicó un informe en abril de 2021, en el que se analiza cómo funcionarios del PCCh y su ejército de policías de Internet utilizaron las redes sociales para propagar desinformación sobre la verdadera situación de los uigures en Xinjiang en un intento de desmentir la limpieza étnica que lleva a cabo el régimen chino en la región.

El reporte analiza en detalle la creciente actividad de funcionarios del régimen comunista chino usando las plataformas de Facebook, Twitter y Tik Tok para difundir noticias y videos falsos que describen la ‘vida feliz’ de los uigures en Xinjiang, y también para atacar a los periodistas, investigadores y políticos que han presionado al PCCh por los abusos cometidos contra los uigures.

Ninguna de las redes sociales limitaron o “censuraron” semejante hipocresía, a pesar de los numerosos informes que denuncian este flagelo, incluyendo a gobiernos que han declarado una situación de genocidio tras la persecución a la minoría uigur. 

Twitter también ha sido criticado con frecuencia por permitir tener en su red a reconocidos dictadores y terroristas quienes incluso publican tuits recurrentemente, al mismo tiempo que censura a figuras democráticas que promueven siempre la libertad, independientemente de las preferencias políticas de cada uno, tal como el expresidente Donald Trump, quien aún hoy continúa con su cuenta bloqueada. 

Andrés Vacca– BLes.com