Redacción BLes – Al menos 36 personas en Estados Unidos sufrieron un raro trastorno sanguíneo llamado trombocitopenia inmunitaria (PTI, por la sigla en inglés) poco después de ser inyectadas con la vacuna contra el virus PCCh (Partido Comunista de China).

Es una reacción adversa causada por las vacunas de las marcas Pfizer, BioNTech y Moderna, en la que el sistema inmunitario ataca a las plaquetas, un componente de la sangre que actúa en la coagulación, o a las células que las generan, de acuerdo con Fox News del 9 de febrero. 

La causa de esta enfermedad es aún desconocida, y aunque los fabricantes eluden la responsabilidad de estos efectos adversos y formulan diversas hipótesis sobre sus posibles causas, en uno de los casos el diagnóstico específico no deja duda: “PTI aguda causada por una reacción a la vacuna COVID (virus PCCh)”.

En este caso falleció el paciente, un médico obstetra de 56 años, con buena salud, Gregory Michael, tal como relata su esposa, Heidi Neckelmann, en su cuenta de Facebook. 

“Fue vacunado con la vacuna de Pfizer en el MSMC el 18 de diciembre, 3 días después vio un fuerte conjunto de petequias en los pies y las manos que le hicieron buscar atención en la sala de emergencias del MSMC”, escribió Neckelmann.

Le recomendamos: 

Y agregó: “El hemograma que se le hizo a su llegada mostró que su recuento de plaquetas era 0 (un recuento normal de plaquetas oscila entre 150.000 y 450.000 plaquetas por microlitro de sangre)”.

Durante dos semanas los médicos utilizaron diversos recursos para aumentar sus plaquetas, pero todo fue en vano: “tuvo un accidente cerebrovascular hemorrágico causado por la falta de plaquetas que le quitó la vida en cuestión de minutos”, informa su viuda. 

“Creo que la gente debe ser consciente de que los efectos secundarios pueden ocurrir, que no es bueno para todos y en este caso destruyó una vida hermosa, una familia perfecta, y ha afectado a tantas personas en la comunidad”, advierte Neckelmann.

Y reitera “No dejen que su muerte sea en vano por favor salven más vidas haciendo que esta información sea noticia”. 

Otro de los extraños casos le ocurrió a la señora Luz Legaspi, de 72 años, tras recibir la primera dosis de la vacuna de Moderna. 

“Se despertó con moretones en los brazos y las piernas, y con ampollas que sangraban dentro de la boca. Ese día, el 19 de enero, fue hospitalizada en Nueva York con un caso grave de trombocitopenia inmunitaria”, registra Health Leaders. 

Por otro lado: “En Nueva York, un hombre se desplomó y murió 25 minutos después de haber tomado la vacuna Covid”, informa el periodista italiano Cesare Sacchetti, el 10 de febrero.

Y denuncia: “Los principales medios de comunicación nos cuentan todo sobre las cepas imaginarias de Covid, pero no nos dicen nada sobre las personas que están muriendo a causa de la vacuna”, lo que no deja de causar preocupación. 

José Hermosa – BLes