Redacción BLes– Una carta en la que se pide al presidente Joe Biden que no reabra el consulado de Estados Unidos en Jerusalén ha recabado el apoyo de hasta 200 congresistas republicanos.

“Escribimos hoy para expresar nuestra fuerte oposición a la propuesta de su administración de reabrir el consulado general de Estados Unidos en la capital eterna de Israel, Jerusalén, que proporcionaría un alcance diplomático separado a los palestinos”, escribieron y firmaron los republicanos de la Cámara de Representantes en la carta publicada el lunes 1 de noviembre.

“La reapertura del consulado general de Estados Unidos en Jerusalén sería incompatible con la Ley de la Embajada de Jerusalén de 1995 (Ley Pública 104-45) que promueve la división de Jerusalén”, dijeron. “Esto sería inaceptable, vergonzoso y equivocado”.

El legislador argumentó que Biden, durante su estancia en el Senado, apoyó la política estadounidense de que “Jerusalén debe seguir siendo una ciudad indivisa en la que se protejan los derechos de todos los grupos étnicos y religiosos. … Jerusalén debe ser reconocida como la capital del Estado de Israel”.

Si el gobierno de Biden sigue adelante con su plan, los legisladores advirtieron que “crearía una situación equivocada en la que Estados Unidos tendría esencialmente dos misiones diplomáticas separadas en la capital de Israel, incluyendo la embajada de Estados Unidos en Israel junto con el consulado general para el acercamiento a los palestinos, cuyo gobierno tiene su sede en Ramala.”

A finales de 2017, el expresidente Donald Trump reconoció oficialmente a Jerusalén como capital de Israel, lo que rompió décadas de política exterior estadounidense y puso en marcha una serie de acontecimientos: La embajada de Estados Unidos en Israel se trasladó de Tel Aviv (donde se encuentran casi todas las embajadas) a Jerusalén en 2018, y el consulado de ese país que durante mucho tiempo se ocupó de los asuntos palestinos se fusionó con la nueva embajada.

En la carta, los legisladores afirmaban que la Administración Trump había arreglado la desacertada situación con la fusión, pero mantenía el acercamiento a los palestinos al establecer la Unidad de Asuntos Palestinos (PAU) dentro de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

“Reabrir el consulado general de Estados Unidos en Jerusalén también recompensaría y haría la vista gorda a la Autoridad Palestina que se dedica a los verdaderos obstáculos para la paz, como negarse a reconocer el derecho de Israel a existir como Estado judío”, dijeron los republicanos.

Según The Washington Post, un ministro israelí ha dicho que “de ninguna manera” el país aceptaría que Estados Unidos reabriera su consulado dedicado a los asuntos palestinos en Jerusalén.

Observando la fuerte oposición dentro del gobierno israelí, los legisladores republicanos escribieron: “Le instamos a respetar la oposición de nuestro estrecho aliado Israel a la reapertura del consulado general de Estados Unidos en Jerusalén, especialmente porque la cooperación de Israel es esencial”.

El gobierno de Biden pretende reabrir el consulado. Sin embargo, dadas las objeciones del primer ministro Naftali Bennett y de varios ministros de su gabinete, no está claro cuándo Biden seguirá adelante con el plan.

Dan Knight  – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.