Redacción BLesChina volvió a invadir la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán (ADIZ) el domingo 5 de septiembre, con 19 aviones de combate, cuatro bombarderos con capacidad nuclear  y un avión de vigilancia, acorde a lo que reportó Focus Taiwan.

Según el informe del Ministerio de Asuntos Nacionales Defensa de Taiwán, el régimen chino penetró en la esquina suroeste de la ADIZ, al norte de la disputada isla Pratas, con 10 cazas multifunción J-16, cuatro bombarderos H-6 (que pueden llevar armas nucleares), cuatro cazas SU-30 y un avión antisubmarino Y-8.

La Fuerza Aérea de Taiwán respondió con aviones de combate para alejar a los aviones chinos, a su vez que emitió advertencias por radio y se desplegaron sistemas de defensa antimisiles, agregó en el comunicado el Ministerio de Defensa Nacional.

Entre tanto, el régimen chino no ha comentado sobre esta última acción de intimidación, el cual ha sido la mayor incursión desde el 15 de junio, cuando al menos 28 aviones de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF), que incluían también cazas y bombarderos con capacidad nuclear, ingresaron al ADIZ.

En general, las incursiones del Ejército de Liberación Popular (ELP) suelen hacerse en respuesta a eventos particulares, por ejemplo, las que se realizaron ante la venta de armas de Estados Unidos a Taiwán o las actividades militares en el Estrecho de Taiwán, aunque no está claro si esta última acción del régimen chino fue motivada por los ejercicios anuales de fuego real de Taiwán que comenzarán el próximo fin de semana. 

En agosto, el ministro de asuntos exteriores de China, Wang Yi, dijo que EE. UU. debe poner ‘fin a los contactos oficiales y a los vínculos militares con Taiwán, detener la venta de armas a Taiwán y rechazar a las fuerzas separatistas de la ‘independencia de Taiwán’ y sus actividades separatistas”.

“Nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias en respuesta a la injerencia extranjera” en Taiwán y “nadie debe subestimar la fuerte determinación, la firme voluntad y la fuerte capacidad del pueblo chino”, también amenazó Yi.

El ministerio de Defensa Nacional de Taiwán en un informe anual dirigido a los legisladores, advirtió que China podría neutralizar las defensas aéreas y marítimas de Taiwán y los sistemas de contraataque. En dicho documento se mostraba una mayor preocupación que el año pasado, en cuanto a la capacidad de China para lanzar un ataque a la isla, según informó Bloomberg. 

El Partido Comunista considera a Taiwán como una provincia de China, bajo lo que llama la “política de una sola China”, y no ha descartado el uso de la fuerza para evitar que la isla avance hacia la independencia formal. Pero el gobierno taiwanés democrático, liderado por Tsai Ing-wen, está dispuesto a resistir los embates del régimen comunista chino para mantener su soberanía. 

Varios países que también han sufrido las agresiones del PCCh, hoy se han unido en apoyo a Taiwán. Entre sus mayores aliados se encuentran Estados Unidos, Japón, Australia e India.

La estrecha relación diplomática y comercial entre Taiwán y EE. UU., le crea al PCCh una creciente amenaza a sus planes invasores. Así es que el EPL, a través de su portavoz, dijo en agosto que los simulacros eran una “respuesta a la interferencia externa”, y señaló que eran necesarios porque Taiwán y Estados Unidos eran culpables de “colusión” y “provocaciones” contra la soberanía china.

Vanesa Catanzaro – BLes.com